«Los #drones no son sólo para vídeo o fotografía, se pueden utilizar para recopilar datos científicos»

La forma en la que recopilamos información ha cambiado profundamente la manera de entender el periodismo en la actualidad. Tecnología, redes sociales, participación ciudadana, son ingredientes de una nueva manera de entender la comunicación a través de perspectivas y herramientas totalmente desconocidas hasta el momento. En este ámbito el conocido como “Periodismo Drone” o “Drone Journalism”, nos está mostrando un ámplio espectro de posibilidades para descubrir contenidos y contar desde puntos de vista sorprendentes.

Desde el Tow Center, se preguntan qué podemos aprender los periodistas de los arqueólogos, y por increíble que parezca, hay un campo fascinante de posibilidades que el periodismo drone está abriendo en este ámbito. En poco tiempo los aviones no tripulados se convertirán en una herramienta imprescindible en las empresas informativas. Esto es algo que venimos observando y que confirman acuerdos como el firmando por la CNN con la Administración Federal de Aviación (FAA), para integrar el uso de drones en su trabajo de recopilación de noticias e información y esta es una tendencia en aumento.

Rick Shaw, profesor en la Escuela de Periodismo de Missouri, responsable del Drone Journalism Program señalaba al Tow Center, (@TowCenter), como los drones tienen el potencial de liberar a los periodistas de las limitaciones que hasta ahora teníamos a la hora de desplazarnos a la zona de un atentado o desastre natural. En esté ámbito los drones nos han ofrecido ya numerosos ejemplos de sus posibilidades.

El mundo de la arquelología nos parece un ámbito nuevo y apasionante desde el que utilizar los drones con un fin periodístico. El uso de estos vehículos está permitiendo documentar con precisión robos históricos de gran calado como los del desierto de Jordania, ofreciendo datos que permitan ahondar en los mercados ilegales de antigüedades internacionales. Sam McNeil, (@stmcneil), videoperiodista de AP, (), para Oriente Medio, destaca:

Los drones no son sólo para vídeo o fotografía, se pueden utilizar para recopilar datos científicos sobre la climatología y otros campos.

Hacer un seguimiento del pasado puede ayudar a predecir el futuro, y los datos recolectados con aviones no tripulados sobre los antiguos templos de la Amazonía están ayudando a los científicos a rastrear los cambios climáticos, a través de la cobertura de la vegetación y los efectos de la sequía.

Mientras la oposición y reticencias sobre el uso de drones con fines periodísticos sigue presente surgen también, nuevas propuestas publicadas por la Administración Federal de Aviación más permisivas. En cualquier caso el respeto a la privacidad e intimidad de las personas no puede ser un freno para la evolución del periodismo drone. Según Fergus Pitt, (@fergle), investigador del Tow Center: este tipo de requisitos no deben hacernos perder de vista el objetivo central del uso de estos vehículos, que no es otro que el del conocimiento y la información:

Los drones extienden la vista humana mucho más allá de nuestros límites corporales. Permiten esencialmente una producción a gran escala de datos gráficos, similar a la forma en la que estamos explorando otros planetas – el objetivo es hacer nuevos descubrimientos.

Imagen Portada: Lee Flickr bajo licencia CC