El caso de @carnecrudaradio y más… ¿Se censura en España?

¿Se censura en España?, o al menos se hace lo posible para que las voces de algunos profesionales, medios y ciudadanos «molestos» no se oigan o se escuchen lo menos posibles. ¿No quieren los propietarios de los medios de comunicación actuales periodistas y ciudadanos críticos?. ¿Estamos ante una homogeneización de los medios tradicionales?…

La noticia de la despedida de Carne Cruda, uno de los programas radiofónicos más críticos con la actualidad en nuestro país, ha causado un auténtico revuelo en los medios españoles y en las redes sociales. Los más de 58.000 seguidores del programa en Twitter y más de 57.000 en Facebook comenzaban a hacer especulaciones sobre esta despedida inesperada tras año y medio en la SER, emitiéndose desde enero de 2013.

El propio Javier Gallego retuiteaba el post de PR Noticias, señalando lo atinado de sus especulaciones al aducir como posibles causas de esta despedida la «incomodidad» que el afilado verbo de su presentador parece despestar en «algunos círculos»:

¿Pero qué ha pasado realmente? Un nuevo giro de Cadena SER ante el retroceso de oyentes del último EGM les está llevando a ajustar muchas piezas. Esto se puede haber sumado a la irreverencia del equipo de Javier Gallego, que ya empezaba a ser incómodo en algunos círculos. Una suma de todo que finalmente se ha saldado con ‘Carne Cruda’ en Internet, pero ya sin estar unido a ninguna emisora tradicional.

De nada ha servido el Premio Ondas al mejor programa de radio, ni tampoco ser uno de los espacios más descargados por los internautas. Carne Cruda parece no encontrar un espacio desde el que seguir manteniendo su línea editorial e independencia, en el actual panorama mediático. El programa dirigido y presentado por  Javier Gallego Crudo, se despedía de la Cadena SER, tras ser «desahuciado de la radio pública» en 2012, cuando Radio 3 canceló el programa que dirigía y presentaba, bajo la dirección de la entidad por Tomás Fernando y Benito Pinilla. En el comunicado publicado desde Carnecruda.es, la nueva web desde la que, esperamos nos mantengan informados de sus nuevos pasos, ya nos daban algunas pistas de las razones de esta nueva despedida al afirmar: «creemos que la mejor manera de mantener nuestra autonomía es independizarnos», eso si contando de nuevo con la colaboración de los ciudadanos para seguir adelante tal y como sucedió tras su retirada de Radio 3:

Ha llegado el momento de montárnoslo por nuestra cuenta y queremos montárnoslo con vosotros. Una vez más, os pedimos ayuda. Ya nos salvasteis del silencio cuando trataron de callarnos, ahora os necesitamos para seguir haciendo ruido sin el apoyo de ninguna emisora. Desde hoy este programa será más que nunca un programa de sus oyentes. SOLOS NO PODEMOS, CON AMIGOS SÍ. Son malos tiempos para la libertad de prensa pero buenos para el periodismo libre gracias al apoyo de ciudadanos que creen que otra información es posible y hacen posible que lo sea. Por eso en septiembre volveremos para pediros que nos ayudéis a poner de nuevo este grito en el aire.

Facebook ha sido la red social que han escogido para pedir, una vez más, la colaboración de su fiel audiencia para contribuir a su «resurrección» el próximo mes de septiembre, solicitando la dirección de e-mail de todos los interesados: facebookLa despedida de Carne Cruda adquiere una importancia especial al sumarse a una serie de actos de censura en los medios de comunicación españoles, no olvidemos que la despedida de Javier Gallego de Radio 3, se sumó a la de otros grandes profesionales que elevaron la radio pública española a uno de sus mejores momentos, en cuestión de audiencias conseguidas gracias a profesionales como: Juan Ramón Lucas, Ana Pastor y Toni Garrido, despedidos tras la designación de Leopoldo González-Echenique como presidente de RTVE a finales de junio de 2012. Hasta ese momento ya habían dejado el ente público estupendos periodistas como Fran Llorente (sustituido por Julio Somoano).

viñeta-el-juevesLa abdicación del rey se convirtió en un acontecimiento fatídico para la libertad de prensa en nuestro país. Esa misma semana, varios periodistas de El Mundo, entre ellos María Ramírez (hija de Pedro J. Ramírez), denunciaban cómo la información de la periodista Ana Romero había sido censurada, tal y como señalaba el diario Público: «por incluir en un artículo referencias a la amiga del rey Corinna zu Sayn-Wittgenstein». Mas sonado fue el caso de la «despedida» del exdirector (hasta 2011) de El Jueves, Albert Monteys y el autor de la polémica portada sobre la abdicación del rey, Manel Fontdevilla, tras la censura y retirada de la revista. Ocho ilustradores abandonaban la publicación y acusan a RBA de censurar la portada del Rey. Recientemente Monteys anunciaba en su Twitter la puesta en marcha de un nuevo cómic el 18 de junio:

Desde Entre Comics, publicaban un nuevo caso de censura relacionada con las críticas a la monarquía de las dibujantes Atxe y Laura Santolaya que dejaban de colaborar con el Huffington Post «tras el rechazo de viñetas críticas con la monarquía».

La despedida de Carne Cruda se suma a esta seríe de pérdidas de grandes trabajadores y profesionales de la comunicación que defienden la libertad de prensa. El círculo de los «periodistas y comunicadores molestos» parece estrecharse y despertar una gran solidaridad y compañerismo que llevaban al dibujante Manel Fontdevilla a resumir la situación actual en una estupenda viñeta en la que proclamaba un sentimiento que parece repetirse sin pausa en las redes sociales, tras la despedida de Javier Gallego: «Todos somos Carne Cruda».

En la misma sintonía Atxe, la dibujante también censurada por sus viñetas se solidarizaba con el final de este programa a través de Twitter:

El debate continuará este viernes a partir de las 20:00 en Madrid con la colaboración de la revistas Mongolia:

Por lo tanto: ¿crees que se censura en los medios españoles?, ¿tienen credibidad ante los ciudadanos?, ¿los nuevos medios serán cosa de periodistas y ciudadanos? …