La investigación ciudadana de Bellingcat aporta pruebas en el atentado de Malaysia Airlines

Bellingcat, (@bellingcat), se ha convetido en un destacado medio de investigación ciudadana de código abierto. Este medio creado por el blogger británico Eliot Higgins, (@EliotHiggins), anteriormente conocido como Brown Moses, se ha convertido en un referente de una nueva forma de concebir el periodismo de investigación y la colaboración entre periodistas profesionales y ciudadanos. Su trabajo ha sido reconocido por la prestigiosa revista Time, al señalar en uno de sus artículos “el papel crucial desempeñado por los periodistas ciudadanos en la guerra de Siria“ y el trabajo en particular de Eliot Higgins.

Higgins y el equipo de investigación formado por los periodistas ciudadanos de Bellingcat, siguen acumulando destacados reconocimientos tal y como señala la AFP. Las pruebas aportadas por estos investigadores ciudadanos open source, podrían ser utilizadas en una investigación criminal relacionada con el accidente del vuelo de Malaysia Airlines MH17, derribado al este de Ucrania el 17 de julio 2014 por un misil BUK  tierra-aire, dejando como resultado 298 fallecidos, lo que supone el total de los pasajeros y tripulantes del avión.

Esta sería una de las primeras ocasiones en las que una investigación protagonizada por periodistas ciudadanos, podría ser considerada como una prueba en una investigación criminal, sentando así un interesante precedente a la hora de poder utilizar esta fórmula basada en la colaboración ciudadana y la información de código abierto en posteriores ocasiones. Wim de Bruin, portavoz de la oficina del fiscal holandés, señalaba en declaraciones a la AFP, su intención de estudiar el informe recibido “justo después de Navidad”:

Vamos a estudiarlo en serio y determinar si se puede utilizar para la investigación criminal.

Como señalan en esta investigación, se han centrado en el rastreo, localización y verificación de lo movimientos y ubicación de un lanzador de misiles similar al utilizado en el derribo del avión siniestrado. Como señalan en la web esta investigación ofrece:

una serie de fotografías y vídeos que fueron compartidos en línea para mostrar los movimientos de un lanzador de misiles Buk a través del territorio separatista controlado. Fue posible confirmar la ubicación en la que se registró cada imagen y descubrir información adicional que pone de manifiesto cuándo y dónde se encontraba el lanzador de misiles Buk el 17 de julio.

Mientras la autoridades en Ucrania dicen que el misil fue lanzado desde el territorio separatista en poder pro-ruso, Moscú niega esta afirmación señalando al ejército ucraniano. Las pruebas aportadas por este grupo de investigadores desde Gran Bretaña, serían de gran utilidad en la investigación abierta para determinar la responsabilidad del atentado.

Puedes encontrar más información en la  web de Bellingat y descargarte el documento de la investigación en PDF.

Imagen Portada: Alan Curran