El origen del periodismo ciudadano: tras los pasos del tren funerario de Bobby Kennedy

Imagen de WikiImages en Pixabay

El 22 de noviembre de 1963, John Fitzgerald Kennedy moría asesinado durante una visita electoral a Dallas, Texas, en un automóvil descapotable.

Esta fecha ha pasado a la historia por dar comienzo a un incipiente periodismo ciudadano en el que, gracias a las imágenes grabadas por Abraham Zapruder, captando el momento del impacto de bala, o a las polaroids de Mary Moorman, se recopiló información de gran valor para aclarar los hechos.

Cinco años más tarde, el 8 de junio de 1968, más de un millón de personas se acercaron a ver pasar el tren f´únebre en el que se transportaban los restos del también asesinado senador y candidato presidencial, Robert F. Kennedy (RFK), fallecido dos días antes.

Desde la ciudad de Nueva York hasta Washington D. C. miles de personas fotografiaron y grabaron con sus cámaras el paso de este tren que circulaba lentamente por las vías para permitir a la multitud despedirse. En el tren también viajaba el fotógrafo Paul Fusco, quien fotografió a los ciudadanos que se acercaban a mostrar su dolor y dar su último adiós a Bobby Kennedy.

Fascinado por lo sucedido, y por el libro publicado posteriormente por Fusco, el artista visual holandés Rein Jelle Terpstra decidió hacer un ejercicio de memoria a la inversa sumergiéndose en un profunda investigación para recopilar entre los años 2014 y 2017 “más de 200 fotografías y una docena de películas caseras” realizadas ese día por fotógrafos y reporteros aficionados.

‘RFK Funeral Train—The People’s View’ es el título de la exposición del Centro de Arte Contemporáneo Fabra & Coats, en Barcelona, en la que el artista ha volcado todo este material, mostrando no sólo una historia en paralelo a la muerte de Bobby Kennedy, sino también la importancia de estos testimonios captados por periodistas aficionados que, señala:

se convierten en fotógrafos y cineastas grabando y documentando a su manera, con sus cámaras, este histórico momento.

Una exposición que nos muestra el otro lado, la cara B del paso de ese tren funerario y que, como destacan desde Zenda Libros, nos muestra:

unas imágenes que están en el origen del periodismo ciudadano.

«Robert F. Kennedy’s Funeral Train: The People’s View» estará abierta al público hasta el 16 de octubre.