UVP: vídeos ciudadanos contra la violencia policial

Fotomovimiento en Flickr bajo licencia CC

La epidemia de coronavirus está provocando un incremento de los casos de violencia policial y actuaciones represivas. Si en nuestro país se acumulan las denuncias sociales, en los países menos desarrollados se están agravando las tensiones sociales. Hungría ha ampliado los poderes de sus mandatarios hasta llegar a límites casi dictatoriales y China y Rusia han optado por la represión y vigilancia de la población a través de cámaras y dispositivos móviles.

La violencia que se vive en los barrios más deprimidos de Francia ha provocado la creación de la aplicación UVP (Emergencia ante violencia policial). (Disponible también en Google Play para libre descarga).

El colecctivo Urgente, Nuestra Policía Asesina, (@UNPA75), en colaboración con el El Observatorio Nacional de la Violencia Policial, ha lanzado esta aplicación que permite utilizar los vídeos ciudadanos para documentar agresiones policiales. Estos vídeos podrán ser enviados en tiempo real a servidores externos, vinculados con los responsables de esta aplicación para evitar que sean borrados por los cuerpos de seguridad para eliminar pruebas.

En el grupo creado en Facebook por El colecctivo Urgente, formado por: «familias de víctimas asesinadas por la policía que denuncian y luchan contra la impunidad policial», así como desde El Salto, señalan cómo la idea de crear esta aplicación surge tras años de denuncias infructuosas y de abusos policiales en contextos de crisis como los vividos durante la huelga por la reforma de las pensiones y tras las movilizaciones de los chalecos Amarillos.

https://twitter.com/UNPA75/status/1253740889551314946?s=20

Amal Bentounsi, portavoz del colectivo Urgente, destaca sobre esta aplicación puesta en marcha el pasado 10 de marzo en declaraciones a El Salto:

Queremos que los ciudadanos sepan que tienen derecho a grabar las actuaciones policiales. La Policía, muchas veces, se aprovecha de este desconocimiento y amenaza a la gente diciéndoles que es ilegal. Cuando no lo es.

Para poder usar UVP, los usuarios deben registrarse con una cuenta de Facebook o una dirección de correo y permitir el acceso de la aplicación a la cámara y la geolocalización del móvil pero, según Bentounsi:

sólo les pedimos que se identifiquen para poder contactar con los testigos en el caso de que las imágenes que manden sean interesantes.

La ventaja de contar con servidores externos en los que se almacenan las imágenes o vídeos enviados es que estas quedan preservadas de cualquier incidente posterior como la confiscación del dispositivo móvil o el deterioro de la grabación. Además, permite al responsable de dicha grabación conseguir asesoramiento legal o incluso solicitar acompañamiento para realizar una demanda judicial.

La eficacia del vídeo como herramienta de denuncia y de la colaboración ciudadana a través de aplicaciones como esta, ya ha sido reconocido en casos como el registrado en el municipio parisino de L’Île-Saint-Denis, en donde varios testigos grabaron la agresión contra un joven que se lanzó al Sena huyendo de una patrulla de la Policía. Tras sacarle del río, los agentes le llevaron entre risas y comentarios denigrantes a un furgón policial. En el siguiente vídeo difundido por redes sociales se pueden escuchar las risas entre los gritos del joven agredido en su interior.

Las familias de las víctimas, encargadas de diseñar esta aplicación, destacan las dificultades de «procesar a los policías involucrados en estos casos de violencia policial. Por eso pensamos en esta aplicación. Para nosotros, es una manera eficaz para que la violencia policial no quede impune.»

La aplicación UVP es gratuita. Puedes apoyar la iniciativa con tu aportación en: https://www.paypal.me/ONPVP y descargártela:

En ios: https://apps.apple.com/fr/app/urgence-violences-polici%C3%A8res/id1493754560
👉 En Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.onpvp.uvp&hl=fr