TIME destaca el trabajo de la activista Nighat Dad por su trabajo contra el acoso en línea

El acoso en línea se ha convertido en un problema global que afecta a todo tipo de personas en todo el mundo, aunque las mujeres jóvenes son las que corren mayor riesgo. Una encuesta realizada en 2014 del Pew Research Center,  señala que «el 65% de los internautas de entre 18 y 29 años han sido objeto de acoso en línea», siendo las mujeres jóvenes  las que mayores niveles de violencia en línea padecen. El 26% por ciento de las mujeres de 18 a 24 años destacan haber sido acosadas en línea y el 25% haber sufrido acoso sexual en línea.

encuestaNighat Dad, (@nighatdad), una abogada de 34 años, especializada en derecho penal y familiar, decidió crear en 2012 la Digital Rights Foundation para ayudar especialmente a las mujeres de su país a enfrentarse a este tipo de situación. Esta organización sin fines de lucro fomenta especialmente la educación en Pakistán, especialmente de mujeres jóvenes, para ayudarles a enfrentarse y combatir el acoso en línea, así como a preservar su intimidad frente a las campañas de vigilancia en línea del gobierno, y la difusión de información personal recopilada por empresas de telecomunicación.

El trabajo de la Digital Rights Foundation, (@DigitalRightsPK) y de Nighat Dad ha sido una de las jóvenes elegida por la revista Time como una “Líder de la Próxima Generación”, en un reportaje especial titulado: “Next Generation Leaders”.

En este reportaje especial Dad explica el trabajo de esta organización con los usuarios mostrándoles «la forma de adoptar su configuración de privacidad, para asegurarse de que tienen conexiones seguras, cambiar sus contraseñas con regularidad y no compartir información innecesaria».

 Según datos de lala Human Rights Commission of Pakistan, (Comisión de Derechos Humanos de Pakistán), que investiga cientos de casos de acoso sexual en línea cada año, pakistán es un país en donde las mujeres sufren especialmente este tipo de violencia ya que:

más de 1.000 mujeres son asesinadas en los llamados «crímenes de honor» cada año, y una mujer es violada cada dos horas.

El acoso en línea es otro tipo de violencia que puede contribuir a generar esta «cultura del miedo», que impide y limita la posibilidad de vivir una vida plen y en libertad. Iniciativas como esta están contribuyendo especialmente a visibilizar un problema real de gran calado, tratando de lograr medidas legales que penalicen este tipo de conductas.

Amel Fahmyl, antropóloga de profesión y cofundadora de HarassMap, (@harassmap), nos hablaba en entrevista con PC, sobre cómo usar la participación ciudadana a través de esta herramienta para denunciar las violaciones y el acoso sexual Egipto. Fahmyl destaba especialmente los datos que han logrado escrutar y que destaca la necesidad de este tipo de propuestas de cara a lograr que un mayor número de mujeres se animen a denunciar este tipo de situaciónes:

Esto muestra que está socialmente aceptado y cuando preguntan por qué no hacen nada, más del 34% dicen que porque no es su asunto, porque es normal, porque es algo que ocurre todos los días, porque tenemos miedo de ser atacadas físicamente por el delincuente y la mayor parte de las mujeres dicen que tienen miedo de ayudar a otra mujer por si el delincuente les ataca a ellas mismas.

El trabajo de Dad le ha llevado a convertirse en poco tiempo en una de las principales activistas en favor de los derechos humanos, proponiendo desde 2009 la aprobación por parte del gobierno de «un Proyecto de Ley de Delito Cibernético integral», ya que en la actualidad apenas ofrec una protección real contra estos delitos.

Engin Onder, uno de los cofundadores de 140 Journos, (@140journos), ha sido otros de lo jóvenes talentos premiados del que también os hemos hablado en PC.