NestWatch o cómo pueden las aves informarnos del medio ambiente #Cienciaciudadana

La ciencia ciudadana se ha convertido en un campo especialmente destacado para mostrar cómo la colaboración ciudadana ha transformado el mundo de la ciencia. Desde PC os informamos puntualmente de todo tipo de proyectos que ponen de manifiesto esta capacidad de la ciudadanía de colaborar en favor del conocimiento colectivo a través de la ciencia.

NestWatch, (@BirdStudiesCan), es una de las últimas propuestas que hemos descubierto basada en la monitorización y seguimiento, por parte de los usuarios, de todo tipo de nidos en Canadá. Esta colaboración permite recopilar una gran cantidad de datos sobre las aves que anidan en determinadas zonas, pero también proporcionan una valiosa información sobre los cambios en el medio ambiente, ya que las aves proporcionan interesantes indicadores de la calidad del hábitat en que viven.

Hace tiempo que se viene detectando en nuestro país un gran descenso del numero de gorriones, un dato que parece anecdótico pero que encierra gran información relativa a la calidad de vida en las ciudadades y a cambios medioambientales.

En un balance facilitado ahora por SEO/BirLife a EFEverde se apunta que en España la población de gorriones ha descendido durante la última década cerca de un 14% en las áreas rurales, y en algunos países europeos su declive es tan acusado que ha desaparecido de ciudades como Londres.

Al igual que los gorriones, las golondrinas también están desapareciendo no solo en España, sino en un gran número de países como Canadá, en donde este programa ha puesto tamibén en marcha un proyecto para comprender mejor por qué están disminuyendo el número de golondrinas. Según un estudio de la UE se ha perdido el 20% de las aves comunes en las últimas tres décadas. Asun Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife, señalaba sobre este fenómeno:

Las aves son un termómetro fiable para diagnosticar el estado de la naturaleza y nos están diciendo que algo está ocurriendo. Si se mueren estos ejemplares a nuestro alrededor, deberíamos pensar que el medio ambiente, nuestros ciudades y pueblos, no pueden ser saludables para el ser humano si no lo son para gorriones y golondrinas.

Esto es precisamente lo que tratan de averiguar proyectos como el de NestWatch a través de la colaboración de la ciudadanía que, simplemente debe monitorizar aquellos nidos que detecte cerca de su entorno, bien de camino al trabajo, al colegio o a su residencia habitual. Una vez detectados, solo tendrán que controlar estos nidos a lo largo de la temporada de cría. Posteriormente, envían estos datos en línea, contribuyendo así a ampliar y mejorar la base de datos de los registros nacionales de nidos de Canadá.

Según nos cuentan el monitoreo de estos nidos puede proporcionar información muy útil sobre la salud de las poblaciones de aves y el impacto de las actividades humanas sobre las aves.

Con los datos recogidos a través del Proyecto NestWatch, podemos:

Monitorizar los cambios en el tamaño de las puesta, el éxito de la anidación, y las tasas de depredación en el tiempo y relacionar estos cambios a largo plazo con modificaciones en el hábitat o el clima.

Evaluar el impacto de los depredadores en relación con el éxito de la anidación.

Documentar la biología básica como el hábitat de anidación, la selección de sitios de anidación, período de incubación, y re-anidación.

Documentar la distribución de la reproducción de las aves en Canadá.

Imagen portada: Michael Levine-Clark en Flickr bajo licencia CC