The Bristol Cable: periodismo hiperlocal financieramente autosostenible

The Bristol Cable, (@TheBristolCable), es un medio ciudadano nacido en Bristol, Reino Unido, y creado para «democratizar los medios de comunicación local”.

Se trata de un proyecto, del que ya os hemos hablado en PC, creado por un grupo de periodistas, activistas y académicos con el objetivo de revitalizar la información local, gracias a la participación ciudadana. Según nos cuentan en un vídeo publicado por esta organización: «El 80% de los medios de comunicación locales son propiedad de 6 empresas» y con este trabajo se han propuesto cambiar esta situación. Para ello nos invitan a construir un medio de comunicación más democrático y participativo:

The Bristol Cable quiere redefinir el periodismo local a través de un nuevo modelo informativo y de propiedad en el que el ciudadano es un pilar fundamental tanto para la generación de contenidos como para la financiación del medio a través de la propiedad cooperativa. Todos los interesados en ser dueños de una parte de este medio pueden unirse a su cooperativa por  1 £ al mes.

En la actualidad este medio es propiedad de más de 1.200 personas en la ciudad desde julio de 2016. Todos su miembros pueden participar de los eventos gratuitos y de formación que organizan. Ademas de su sitio web cuentan con una edición impresa trimestral gratuita.

Nuestro objetivo es redefinir los medios locales como los conocemos. En marcado contraste con la disminución de la calidad y disponibilidad de los medios de comunicación locales, nuestro objetivo es crear un periodismo fresco, estimulante y responsable, y producido por la gente en Bristol.

bristol 2Para elaborar su contenido cuentan con distintas formas de implicación de su audiencia que pasa desde opinar a grabar un reportaje o enviar imágenes o documentos que sean considerados relevantes. En la construcción de este medio ciudadano es fundamental contar con «las voces locales, las perspectivas locales,  sin renunciar a la tecnología ya nuevas formas de presentar la información a través de infografías, ilustraciones, podcasts etc…

Tras dar sus primeros pasos en 2013, fecha en la que llevaron a cabo una consulta entre la población, han seguido adelante con esta iniciativa gracias al apoyo de la población en Bristol para crear un medio participativo, creado por y para su gente.

Entre sus principios estructurales sostienen la necesidad de convertirse en una cooperativa financieramente autosostenible, principalmente a través de los fondos aportados por sus miembros.