CORRECT!V: «roba, republica, comparte», periodismo de datos para mejorar la sociedad

CORRECT!V, es un proyecto sin ánimo de lucro, creado en Alemania para ayudar a las pequeñas redacciones a producir periodismo de investigación basado en el análisis de datos, compartiendo estos proyectos con los medios de comunicación nacionales y locales.

Según señala en Journalism.co.uk el periodista de investigación alemán David Schraven, CORRECT!V se creó para llenar un vacío en el paisaje periodístico del país:

«Nos propusimos el tema porque creemos que hay una carencia de investigaciones periodísticas en profundidad en Alemania y creo que es una buena manera de hacer periodismo a lo grande, centrado en los datos.»

CORRECT!V tiene como objetivo establecer colaboraciones con redacciones más pequeñas en todo el país para producir investigaciones de interés, afrontando así de manera colaborativa, un trabajo muy difícil de abordar en un periódico local de pequeñas dimensiones. Se trata de aunar fuerzas, tiempo y recursos en el análisis de datos que se traduzca en periodismo de calidad.

Este proyecto también quiere compartir sus investigaciones con todo aquel que pueda mejorarlas o difundirlas de manera gratuita o republicarlas. Con cada historia ofrecen un breve resumen de los hechos más importantes. La condición es notificarlo de antemano a través de su correo: info@correctiv.org su utilización.

CORRECT!VLa apuesta de este proyecto por el periodismo de datos, la infografía y los gráficos interactivos son fundamentales para ilustrar temas complejos para que así sean fáciles de entender al gran público. En este sentido, la utilización de nuevas narrativas como los mapas de información o el periodismo de datos son, según destacan en su web:

«no solo una herramienta importante para la investigación periodística, sino que también constituyen el fundamento de historias que no se pueden contar a través de las fórmulas tradicionales.»

Como señalan en su web, el objetivo de ese proyecto es analizar la mayor cantidad posible de datos para luchar contra la corrupción:

queremos ejercer el periodismo de datos. Esto incluye la evaluación de grandes cantidades de datos para ayudar a los ciudadanos interesados ​​en tomar decisiones políticas con conocimiento de causa. No estamos buscando compartir historias al azar. El propósito de nuestro periodismo de investigación es descubrir los problemas estructurales, mal uso del poder, la mala gestión, o la injusticia.

Publican investigaciones en Inglés y Alemán para posteriormente ponerlas a disposición, de forma gratuita, a cualquier medio de comunicación interesado en publicarla. Esto es lo que ha hecho el semanario Der Freitag con su primera investigación, «Business Cheats: How Fraudsters Turn Forged Bonds Into Cash», un análisis sobre el fraude y la estafa fiscal.

correctv-2Tal y como señala David Schraven en Journalism.co.uk, el analisis de estos datos se realiza con todo tipo de colaboradores, también periodistas ciudadanos:

El equipo colabora en estas historias con periodistas locales para darles acceso a los materiales y bases de datos, pero también trabajarán con periodistas ciudadanos.

Estamos traspasando muchas fronteras del periodismo, porque estamos tratando de darle a la gente el acceso a esta información y estas bases de datos, para que sean capaces de hacer sus propias investigaciones.

Schraven señala como en algunas pequeñas ciudades «los propios ciudadanos hacen el trabajo periodístico». Según señala en su opinión, «no hay distinción entre el periodismo profesional y el periodismo ciudadano».

Todo el mundo es capaz de recoger la información, todo el mundo puede aprender a hacer una historia, y creo que ahora, en la era de Internet todo el mundo es capaz de publicar.

Tenemos que enseñar a la gente cómo hacer esto, y sobre todo darles acceso a las bases de datos para que encuentran buenas historias por sí mismos.

Para conseguir fomentar esta colaboración entre periodistas ciudadanos y profesionales, ofrecen entrenamiento para capacitar a los interesados. Esta organización es financiada por la Brost Foundation, una organización alemana no lucrativa, así como por donaciones de sus miembros.