Cómo usar, citar y tratar en los medios la información ciudadana

La utilización de imágenes o vídeos de testigos presenciales de un acontecimiento de última hora se ha vuelto algo cada vez más habitual en los medios de comunicación. Lo novedoso de este tipo de información, así como la meteórica consolidación del uso de redes sociales como plataformas de difusión informativa ha provocado que, en muchas ocasiones, no sepamos cómo utilizar correctamente este tipo de contenido.

Para saber cómo usar, citar y tratar en los medios imágenes procedentes de periodistas ciudadanos o testigos presenciales, evitando así tener que enfrentarnos a problemas legales y éticos, el Eyewitness Media Hub (EMhub), en colaboración con el research for the Tow Center, se ha fijado como objetivo investigar este tipo de situaciones para establecer una serie de estándares legales que eviten estos problemas.

A finales de este año el EMhub publicará los primeros resultados de esta investigación que se sumerge en los protocolos de actuación de ocho publicaciones internacionales que utilizan habitualmente contenido aportado por los ciudadanos a través de redes sociales. Este estudio supone un paso adelante en favor de la dignificación y protección del trabajo de activistas y periodistas ciudadanos que, en muchas ocasiones ponen su vidas en peligro por visibilizar determinadas situaciones de crisis.

Jenni Sargent, director del EMhub señalaba en entrevista con Journalism.co.uk: «los periodistas tienen que tratar con el mismo respeto a los testigos presenciales que a otras fuentes».

En esta entrevista Sargent da una serie de pautas básicas que debemos seguir a la hora de contactar con estos testigos presenciales y solicitar su colaboración para verificar y utilizar el material que pueda ser de utilidad para informar.

En muchos casos no debemos olvidar el peligro que muchos de estos informadores corren diariamente. Según el Balance Anual de la violencia contra periodistas de Reporteros Sin Fronteras 19 periodistas ciudadanos han sido asesinados, de ahí la necesidad de preservar el anominato de aquellos informadores que así lo precisen.

Entre las Directrices Esenciales que nos recomiendan a la hora de contactar con estos testigos presenciales destacan:

Preséntate

Esto puede parecer obvio, pero preguntar simplemente si «puedes usar una foto» no te servirá de mucho. «Deja bien claro que eres periodista y trata de ser transparente».

Infórmales sobre su seguridad

A raíz de un bombardeo o un desastre natural, por ejemplo, la persona que ha subido el material de archivo de manera anónima puede estar en peligro. Los periodistas somos responsables de nuestras fuentes, de ahí que sea fundamental protegerlas.

Pregunta si hicieron la grabación (vídeo o foto), ellos mismos

Cualquier consideración legal, ética o comercial que implique el uso de una imagen o un vídeo en medios de comunicación social podría romperse rápidamente si resulta que la persona que está hablando no tomó la foto o el vídeo. También es fundamental de cara a resolver posiles demandas por derechos de autor.

Pide permiso
No pedir permiso puede salir muy caro.

Di cómo y dónde se utilizarán las imágenes
La forma en la que utilice el vídeo puede modificar la decisión del testigo a la hora de dar su consentimiento, o dañar su reputación.

Pregúnta si les gustaría aparecer en los creditos
Existen numerosas razones por las que una persona pueda preferir no aparecer vinculado a un contenido determinado y es nuestro deber respetarlo.

Pregúnta cómo les gustaría ser citados
Preguntar es la premisa clave antes de dar cualquier paso. Algunos testigos pueden considerar que ser citados puede aumentar su reputación en redes sociales, mientras que otros podrían preferir no revelar su verdadera identidad.

No seas tonto!

Es fundamental hacer sentir a nuestro informador cierta empatía y confianza y esto depende de nuestra forma de comunicarnos con estos testigos de manera cercana y confiable.

Además otras pautas a tener en cuenta, según sigue detallando Jenni Sargent pasan por cuestiones que pueden parecer obvias pero que son fundamentales como pedir información sobre el contexto en el que se producen los hechos a relatar. Invitar a este testigo a ponerse en contacto directo contigo de manera personal. Discutir los detalles a debatir en privado.