Activistas de Namibia utilizan las redes sociales para mostrar la homofobia del sistema judicial

La comunidad LGTB+ ha encontrado en las redes sociales una forma de visibilizar los problemas a los que se enfrentan especialmente en regímenes represivos como el de Namibia.

Desde Global Voices accedemos al caso de una pareja homosexual que en marzo del 2021 no pudieron volar a su hogar con su dos hijas gemelas, nacidas por gestación subrogada en Sudáfrica. El Ministerio del Interior de Namibia se negó a emitir los documentos necesarios y exigieron a Phillip Lühl, ciudadano namibio y uno de los progenitores, que se sometiera a una prueba de ADN para determinar el parentesco de los niños.

Los padre de los recién nacidos utilizaron las redes sociales para llamar la atención de la comunidad LGBTQ + para sacar a la luz la homofobia del sistema judicial namibio.

Desde Global Voices destacan especialmente como:

las redes sociales siguen siendo un espacio importante para alzar la voz de grupos que de otro modo podrían ser silenciados.

En un mensaje de vídeo, Phillip Lühl hizo público su caso. El vídeo se volvió viral y el diario The Namibian lo compartió en su cuenta de Twitter:

Como informó el periódico The Namibian el 19 de abril, el juez Thomas Masuku dictaminó que sería una “extralimitación judicial” obligar a las autoridades a entregar los documentos de viaje a las dos niñas.

Gracias a la presión internacional ejercida en estas redes sociales y tras dos meses de espera, las autoridades finalmente emitieron los documentos de viaje que permitían a los gemelos ingresar a Namibia, una resolución que, en palabras de Katjipuka, abogado de la pareja, fue posible “por la presión y la exposición internacional”.

Desde Namibia Equal Rights Movement señalaban: “La democracia gana. Prevalece la igualdad”.

Ya el año pasado los activistas namibios utilizaron las redes sociales para presionar a su gobierno al difundir una petición en línea y una campaña en las redes sociales pidiendo la legalización del aborto.

Puedes encontrar toda la información en Global Voices.