The Bike Project: cómo puede una bicicleta cambiar la vida de un refugiado

Cada vez son mas los proyectos novedosos que surgen para tratar de solidarizarse y ofrecer ayuda a los refugiados. Si desde GeeCycle nos proponían hacernos donantes de móvil para ayudar a estas personas obligadas a desplazarse de sus hogares, The Bike Project, (@The_BikeProject), nos ofrece la posibilidad de donar, o ayudar a reparar nuestras bicis de segunda mano para ofrecérsela a un refugiado.

Se trata de un proyecto que surgen en el Reino Unido con un objetivo tan sencillo como el de conseguir mejorar la vida de los refugiados que viven de manera anónima en una gran ciudad como es Londres. Jem Stein es el director y fundador de esta iniciativa cuyo objetivo no son los refugiados de los grandes campamentos procedentes de Siria, sino los refugiados de una gran ciudad como esta, en donde el aislamiento y la incomunicación son dos de las grandes desventajas a las que se enfrentan muchas de estas personas.


Este proyecto nos ofrece una forma de entender la economía colaborativa a través de una cádena de donaciones en la que las bicicletas de segunda mano que la gente les dona son reparadas para posteriormente, ser donadas a alguien que las necesita.

bike 2El transporte en Londres puede ser caro, poseer un vehículo, aunque sea solo una bici ayuda a normalizar la difícil situación de estas personas que han tenido que abandonar sus hogares en contra de su voluntad, frente a una situación límite. En este vídeo presentación conocemos algunos de esos casos y cómo tener un vehículo tan básico como una bicicleta, ha mejorado su vida.

Los datos que nos exponen desde su Web son sencillos:

13.500 refugiados huyen a Londres 27.500 bicicletas son abandonados cada año en el mismo período

Para ofrecer esta pequeña ayuda organizan talleres para ayudar a estas personas a reparar sus propias bicicletas y adaptarlas a sus necesidades, pasando así a formar parte de una comunidad que se ayuda mutuamente cuando un nuevo miembro necesita un vehículo que hay que reparar. Esta es una manera de lograr que se generen nuevas redes de ayudas entre los propios refugiados que comienza con una bicicleta pero que se prolongan a lo largo del tiempo en otros planos de mayor calado como pueden ser el social, o emocional.

También llevan a cabo un proyecto independiente donde enseñan a las mujeres refugiadas este tipo de habilidades, ya que muchas de ellas se sienten más cómodas y seguras en un ambiente totalmente femenino. Aquí les enseñan desde a montar en bicicleta, a cambiar una rueda pinchada y otras nociones básicas.

En una gran ciudad como Londres existen muchas oportunidades y tener una bicicleta puede ayudar a la gente a disfrutar de muchos de los recursos que tienen a su disposición desde organizaciones benéficas, abogados que les pueden ayudar en el proceso de solicitud de asilo, educación o encontrar empleo.

Si te interesa el tema tal vez te apetezca conocer estos 5 proyectos para entender cómo la tecnología puede mejorar la vida de los refugiados.

Imagen Portada: Twitter Bike Project