Las inundaciones de Zhengzhou, en China y el valor del periodismo ciudadano

La crisis climática nos está ofreciendo una nueva oportunidad de mostrar el valor del periodismo ciudadano y del contenido generado por el usuario.

La ciudad de Zhengzhou, en la provincia China de Henan, ha sufrido en 24 horas unas lluvias equivalentes a 8 meses/un año de precipitaciones. Según la ONU, “las autoridades locales califican las inundaciones como un acontecimiento único en 1000 años“.

Una vez más, las redes sociales se han llenado de vídeos y fotos ciudadanas mostrando la magnitud de la catástrofe y el poder del contenido generado por el usuario a la hora de informar de desastres naturales como este.

Los ciudadanos y testigos oculares juegan un papel de especial relevancia para ofrecer una visión global de la catástrofe y trasladar a los medios tradicionales, en un contexto en el que es imposible acceder al territorio, documentos gráficos de gran valor.

Las cifras hablan de 25 muertos y más de 200.000 desplazados por el desastre.

En Instagram los post relacionados con Zhengzhou superan los más de 102.000 post. Especialmente dramáticos los vídeos mostrando a los pasajeros atrapados en el metro, con el agua casi al cuello.

Las imágenes ciudadanas traspasan las redes sociales para llenar las portadas de los informativos, mientras desde organismo como la ONU se insta a poner en marcha una acción climática urgente, tras las inundaciones en Alemania, o los incendios de Canadá.