Girls Who Code: necesitamos más mujeres ingenieras, programadoras, informáticas …

Conseguir la igualdad de derechos para hombres y mujeres sigue siendo un deseo por el que hay que seguir trabajando a diario. Esta “igualdad” se ha visto enturbiada en el contexto de la crisis global en la que nos encontramos, además, el ámbito del periodismo, la comunicación y la tecnología se han convertido en entornos en los que la mujer está perdiendo representación.

De acuerdo con el 2014 American Society of News Editors (ASNE) newsroom census“:

Sólo uno de los 25 mejores periódicos internacionales es dirigido por una mujer.

Las mujeres representan sólo el 35% de los directores de periódicos.

Recientemente y tras analizar la poca participación que tienen las mujeres en espacios de tecnología, se celebró en  la Ciudad de México la Editatona, un maratón de edición cuyo objetivo es reducir la brecha de género en Wikipedia. En entrevista con PC las organizadoras de este encuentro señalaban algunos de los problemas derivados de la escasa participación de la mujer en la edición de esta enciclopedia gratuita y colaborativa:

sólo 1 de cada 10 wikipedistas es mujer. Con una representación tan baja el escenario que se genera es un espacio donde los contenidos que se documentan e incluyen atienden a las inquietudes y a los intereses de un sector. Quedando con menor cobertura muchas otras personalidades o conceptos, o también hechos narrados con una perspectiva sesgada, como la descripción de mujeres en artículos no por sus méritos propios sino por sus relaciones personales.

Girls Who Code, (@GirlsWhoCode), es una organización nacional sin fines de lucro, fundada por Reshma Saujani, (@reshmasaujani), en la primavera de 2012. Su objetivo es tratar de reducir la brecha de género en los sectores relacionados con la tecnología y la ingeniería. Esta organización intenta atajar este problema en la escuela secundaria para lograr que cada vez más mujeres se integren al mundo de la tecnología adquiriendo las habilidades y recursos necesarios para aprovechar las oportunidades académicas y profesionales que les ofrece la informática.

girls-2Esta organización pone en marcha todo tipo de cursos y programas destinados a educar, inspirar y preparar a las mujeres jóvenes adquiriendo las habilidades y recursos necesarios para aprovechar las oportunidades académicas y profesionales en los campos de la informática, la computación y la programación de código de una forma diferente.encuestaSegún destacan desde esta organización:

En la escuela media, el 74% de las niñas expresan interés en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, pero a la hora de elegir una carrera universitaria, sólo el 0,3% de las niñas en la secundaria, seleccione la informática.

La puesta en marcha de esta organización trata de luchar en favor de la paridad de género en el ámbito de la tecnología y la ingeniería con el fin de “asegurar la prosperidad económica de las mujeres, las familias y las comunidades en todo el mundo, y dotar a los ciudadanos de las herramientas del siglo 21 para la innovación y el cambio social”.

El departamento de Trabajo de Estados Unidos proyecta que para el 2020, habrá 1,4 millones de puestos de trabajo especializados en el campo de la informática y la tecnología. Para llegar a la paridad de género en 2020, 4,6 millones de niñas adolescentes necesitarán algún tipo de formación en este ámbito y esta organziación se ha propuesto formar al 25% de esas mujeres jóvenes necesarias para llegar a la paridad de género.

Girls Who Code además, ha desarrollado un nuevo modelo para la enseñanza de la informática en donde se incluyen otros muchos ámbitos relacionados con la tecnología y la ingeniería como la robótica, el diseño web y el desarrollo de aplicaciones móviles. Desde su puesta en marcha en 2012  en la ciudad de Nueva York, Girls Who Code ha ampliado su programa en 5 ciudades del país y eso tan solo durante el primer año de actividad.

Su fundadora Reshma Saujani, se convirtió en 2010 en la primera mujer del sur de Asia en postularse para el Congreso, de ahí su firme apuesta en favor de un nuevo modelo de liderazgo femenino.