Zeega, una nueva forma de contar historias en Internet

Internet es un medio innovador y, como tal, necesita formas de narración novedosas. Precisamente, el ámbito digital ofrece la posibilidad de elaborar y mostrar contenidos de una forma más directa, visual y llamativa. Los medios en general y los periodistas en particular, deben adaptarse a estas nuevas formas de narración y experimentar con ellas, aunque no siempre es sencillo manejar nuevas técnicas.

No obstante, herramientas digitales como Zeega hacen más fácil esta tarea. De hecho, gracias a esta plataforma, cualquiera puede crear pequeñas piezas de contenido multimedia y compartirlas en la Red. Mediante la tecnología HTML5, los usuarios de Zeega pueden elaborar sus propias creaciones de texto, imagen y audio en la nube.

zeega-2El funcionamiento es muy sencillo: el usuario puede crear su “historia” de forma instantánea utilizando sus propias fotografías, o bien imágenes de Flickr, Tumblr y Giphy. Además, puede añadir música o sonido a su creación insertando clips de Sound Cloud. Una vez terminada la pieza, el autor puede compartirla en las redes sociales y/o adjuntarla en su página web, blog personal, etc.

En Zeega se pueden encontrar producciones de todo tipo, algunas muy interesantes como ‘La métamorphose d´un paradis qui se meure avec ses anges qui souffrent’, un reportaje fotográfico cuyo objetivo es hacer reflexionar sobre la situación de pobreza en Tahití. Sus autores acompañan fotografías muy profesionales y simbólicas con textos informativos que contextualizan la problemática y con música, lo que aumenta la carga emocional y el impacto de la pieza.

Lo cierto es que Zeega es una herramienta que puede llegar a ser muy útil para periodistas, que pueden utilizar este recurso para elaborar pequeños reportajes, documentales, piezas informativas y otras más artísticas. De esta forma, el contenido se transmite de una forma más directa, visual y atractiva para los lectores. Y es que no cabe duda de que la forma de narración es casi o más importante que el propio contenido, algo que ya adelantó el filósofo Marshall McLuhan con su famosa cita “El medio es el mensaje”.