Claves para afrontar la crisis de la prensa: Contenido hiperlocal, periodismo ciudadano e innovación

Desde la sección de tecnología de la CNN nos llega un interesante artículo que analiza la supervivencia de las noticias a través del contenido hiperlocal y de la colaboración con periodistas ciudadanos.

Una nueva generación de sitios «hiperlocales» está llenando el vacío dejado por la disminución de agencias de noticias y la crisis de la prensa, que ha provocado un incesante numero de despidos – casi 25.000 puestos de trabajo se han perdido en 2008, según Paper cut, un blog dedicado a informar sobre esta situación.

Andy Donohue, editor de VoiceOfSanDiego, afirma que el futuro de los periódicos en línea pasa por la información hiperlocal, que además de satisfacer los intereses de los usuarios locales, atrae el interés de los pequeños anunciantes, en un contexto en el que la publicidad se desplaza a la red.

Muchos sitios hiperlocales tratan de encontrar nuevas formas para financiar las noticias, ya que casi todo en la red es gratis. La experimentación y la innovación forman parte de esta búsqueda de soluciones. Muchos sitios emplean periodistas ciudadanos que informan sobre los barrios en los que viven, ya que los conocen muy bien.

Algunos ejemplos innovadores los encontramos en sitios como EveryBlock, un agregador de documentos gubernamentales – controles sanitarios, permisos de construcción e informes sobre delincuencia -, noticias y fotos en Flickr.

Algunos ex reporteros de periódicos se han agrupado para crear nuevas publicaciones en línea como los antiguos empleados del Seattle Post-Intelligencer, que dejaron de imprimir para crear el Seattle PostGlobe.

David Cohn, fundador de Spot.Us, destaca la necesidad de probar nuevas formas de contar y financiar la información. Este sitio permite que el público decida qué historias merecen ser financiadas. El resultado es que los periodistas más responsable son pagados por su audiencia.

Según Jan Schaffer, director ejecutivo del J-Lab: Instituto de Periodismo Interactivo, desde que en 2004 comenzaron los problemas en la industria de la información, han surgido unos 800 sitios Web comunitarios que, a menudo, cubren de forma más eficiente la información que los grandes periódicos.

Jane McDonnell, director ejecutivo de Online News Association, destaca que el movimiento hiperlocal de noticias comunitarias consiguen afianzarse con facilidad en los vecindarios. El cambio «significa que hay menos vigilancia periodística sobre lo que se difunde, se crea y se distribuye».

ChiTownDailyNews, en Illinois emplea a cuatro periodistas, pero está formando a 350 voluntarios del vecindario, dice Geoff Dougherty, editor de la publicación. Estos periodistas ciudadanos aportan noticias a las que la prensa tradicional nunca daría relevancia.

El mayor interrogante al que se enfrentan estos sitios hiperlocales es el de la financiación. John Nichols y Robert W. McChesney de The Nation hablan de la necesidad de nuevos modelos empresariales, un ejemplo sería el de la subvención del Gobierno de este tipo de sitios que ofrecen un gran servicio a su comunidad ya que como dice David Cohn, «estamos tratando de servir a un propósito cívico».

Y es que, como afirma Jason Barnett, directora ejecutiva de TheUpTake: «Ahora hay más oportunidades para que los empresarios entiendan este sistema. Va a ser duro, pero, en general, las noticias son vitales para nuestra democracia. Si se mueren, también lo hace la democracia».

Vía/ CNN