Ciudades más inteligentes gracias a la participación ciudadana

Redes sociales, open data y participación ciudadana son tres de los ingredientes fundamentales para poner en marcha ciudades más inteligentes. Así lo destacan el grupo de expertos en tecnología que se han dado cita en el World Cities Summit 2014. Según destacan en Eco Business:

si bien la tecnología es una herramienta poderosa para ayudar a mejorar la infraestructura urbana, la participación ciudadana es esencial para que las ciudades sean realmente sostenibles y habitables.

La proliferación de la tecnología móvil y de las numerosas aplicaciones que se ponen en marcha está permitiendo crear ciudades más eficientes y mejor conectados. Sin embargo, para generar soluciones sostenibles, los planificadores de estas ciudades «deben dar prioridad a la participación ciudadana y a un liderazgo fuerte.»

Esta ha sido una de las conclusiones a las que han llegado los expertos reunidos en esta cumbre mundial en Singapur, en donde se han dado cita representantes de las ciudades, gobiernos nacionales, empresas de tecnología y organizaciones del sector privado con el fin de discutir las estrategias y retos para lograr ciudades sostenibles en el futuro.

Según Laura Ipsen, vicepresidenta corporativa de Microsoft, la globalización, medios de comunicación social, open data y movilidad son las cuatro principales tendencias tecnológicas predominantes en las ciudades hoy en día.

En este sentido hay un gran número de herramientas en línea creadas para mejorar las ciudades como:

LoveCleanStreets”, una herramienta en línea desarrollada por Microsoft que permite a los residentes de Londres informar de problemas relacionados con las infraestructuras, como carreteras o señales dañadas, baches, etc. Según Ipsen lovecleanstreets.org es un ejemplo claro:

«Al involucrar a los ciudadanos a través de esta aplicación, las ciudades pueden solucionar los problemas a tiempo, antes de que empeoren».

En este sentido en PC también os hemos hablado de iniciativas similares como Arreglamicalle.com, una plataforma web creada para ayudar a los ayuntamientos a gestionar eficazmente las incidencias municipales con la participación ciudadana. FixMyStreet.com es otra iniciativa similar que permite registrar denuncias, o problemas de cualquier tipo dentro de una comunidad.

En Singapur, la aplicación de PUB, la agencia nacional del agua, ‘MyWaters’ es también una herramienta clave del gobierno para mantener a los ciudadanos al día en los temas de calidad y seguridad del agua en el país.

Según Mark Chandler, director de la Oficina de Comercio Internacional del Alcalde de San Francisco, destacaba cómo la utilización de open data para recopilar información en San Francisco produjo 60 aplicaciones móviles gratuitas que permiten a los residentes tener acceso a soluciones urbanas relacionadas con el transporte público, el estacionamiento, y la electricidad, entre otros.
La adopción de Open Data y el uso de diversos sistemas de participación son fundamentales para implicar a la ciudadanía en la solución de los problemas que afectan a las ciudades. Según Lee Yi Shyan, Ministro de Estado para el Desarrollo en Singapur, el compromiso de los ciudadanos permite ayudar a los gobiernos en la búsqueda de soluciones en un momento en el que «los efectos de la tecnología punta se están notando muy rápidamente».

Uber (un servicio de taxi a la carta), es otro ejemplo de este tipo de aplicaciones que han contribuido a la mejora del servicio y gestión de taxis en la ciudad, al igual que Airbnb, un servicio de reserva de alojamiento peer-to-peer. El reto de esta nueva situación pasa también porque los gobiernos se adapten y valoren la importancia de consultar y colaborar con los ciudadanos.