Be My Eyes: una aplicación colaborativa para ayudar a ver a los ciegos

Be My Eyes, (Sé Mis ojos), es una aplicación para usuarios de iPhone que conecta a las personas ciegas con voluntarios dispuestos a convertirse en sus ojos a través de un vídeo chat en directo. Esta aplicación, conecta con la idea de la democratización tecnológica combinando las posibilidades de los teléfonos inteligentes y de la participación ciudadana.

Su funcionamiento es muy sencillo, tal y como nos explican en su web. Todo comienza cuando una persona ciega solicita ayuda a través de la aplicación. Las necesidades que se cubren a través de este servicio de vídeollamada están relacionadas con problemas cotidianos que apenas requieren de los usuarios videntes unos minutos de su tiempo. Las peticiones más demandadas suelen estar relacionadas con consultas sobre compras cotidianas en el supermercado, como saber la fecha de caducidad de un producto, el color de una prenda de ropa o con indicaciones para llegar a un destino concreto.

ojosHans Jorgen Wiberg y Thelle Kristensen fundaron en 2012 esta startup responsable de la creación de esta aplicación sin ánimo de lucro nacida de la propia necesidad detectada por parte uno de sus creadores, Hans Jorgen Wiberg, discapacitado visual.

En entrevista con Tech Crunch, Thelle Kristensen señala la estupenda aceptación que están teniendo tras su reciente lanzamiento, con más de 13.000 discapcitados visuales inscritos. Hasta el momento han ayudado a más de 2.000 personas. En Twitter puedes seguirles en @BeMyEyes.

La conexión entre voluntarios y usuarios es fundamental de ahí que cuenten con una función de bloqueo para evitar que dos personas que no se llevan bien sean conectadas de nuevo.

Kristensen asegura en esta entrevista que la aplicación no tiene fines de lucro, y que no tienen  planes para monetizar la aplicación, aunque, si la demanda supera a la oferta en el futuro, los usuarios podrían pagar por un servicio más intensivo. Sin embargo, Kristensen subraya que el servicio básico seguirá siendo siempre gratuito.