Un medio tradicional compra uno ciudadano