Everyday Sexism: participación y redes sociales para luchar contra el “Sexismo Cotidiano”

“Cuando la mujer es agredida por su marido, algo habrá hecho ella para provocarlo”. Casi un 30% de los chicos adolescentes y jóvenes españoles de 12 a 24 años se muestran muy/bastante/algo de acuerdo con esta afirmación. Esta es una de las conclusiones extraídas del estudio “Jóvenes y Género. El estado de la cuestión”, del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, vinculado a la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD).

Según han señalado los autores del informe, en España las víctimas de violencia doméstica no han dejado de aumentar de forma progresiva y la justificación de determinados comportamientos machistas, sexistas o violentos, alimenta el germen de la violencia de género. En 2013, casi un 23% de las chicas afirmaban que a veces/a menudo/muchas veces habían sufrido insultos o ridiculizaciones; intento de aislamiento de amistades (22,4%); intento de control (28,8%); sentimiento de miedo (14,3%) y maltrato físico (3%).

El informe ‘La percepción de la violencia de género en la adolescencia y la juventud’, elaborado para la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, pone de manifiesto que “las conductas de control no son identificadas como violencia machista”.

estudioFrente a las desconcertantes cifras de este estudio, Internet y redes sociales se han convertido en un canal para combatir y educar en favor de la igualdad de géneros. Everyday Sexism, (@EverydaySexism), es un claro ejemplo de cómo utilizar la Red para luchar contra lo que denominan “Sexismo Cotidiano”. Este proyecto creado por la escritora y periodista británica Laura Bates, recopila más de 10.000 experiencias diarias de las mujeres víctimas de la desigualdad de género.

Bates colabora con un gran número de medios internacionales como el Guardian, The IndependentWomen Under Siege, o el Huffington Post, siempre sobre el problema del sexismo, como un esfuerzo para trata de visibilizar este problema que parecía superado y que se ha convertido en un gran obstáculo para las mujeres hoy en día. Se trata de un proyecto creado el 16 de abril de 2012, tras reitaradas experiencias de su fundadora como víctima de este tipo de conducta machista. El sitio se basa en la colaboración de los usuarios que escriben en esta web sus experiencias personales poniendo así rostro a una situación que afecta a la gran mayoría de las mujeres en el mundo.

El objetivo del sitio es mostrar ejemplos cotidianos de sexismo en todo el Mundo. Tanto los hombres como las mujeres pueden escribir diretamente en el sitio, o por correo electrónico o tweet, aunque está dirigido principalmente a las mujeres.

Bates señalaba recientemente en un artículo escrito en el Guardian cómo “Compartir historias de sexismo en los medios sociales es el activismo del siglo 21”. El artículo hace referencia al estudio publicado en el British Journal of Social Psychology, en el que señalan que el valor de Twitter a la hora de promover el feminismo en línea, acercando un debate alrededor del sexismo y mejorando el bienestar de las mujeres al promover acciones colectivas. Bates destaca “el impacto positivo que puede tener compartir historias a través de medios sociales” y cómo un simple tuit puede desatar una oleada de apoyo y solidaridad en todo el mundo.

La necesidad de visibilizar un problema que ya creíamos superado es algo que destacan especialmente desde el propio lema de este proyecto al afirmar:

Al compartir tu historia estás mostrándole al mundo que el sexismo existe, que las mujeres lo vivimos todos los días y que es un problema válido que podemos y debemos discutir.

libroRecientemente Bates ha publicado un libro con el mismo título que su proyecto en la web en el que recopila algunos de los numerosos testimonios publicados en esta página. La documentación de experiencias de sexismo, acoso y asalto son una forma de mostrar la gravedad del problema y generar proyectos y medidas orientadas a solucionar esta situación. En la actualidad cuentan con versiones de esta web en 17 países alrededor del mundo, con una red de voluntarios que traducen y moderan los diversos sitios web. Entre las iniciativas que ha coordinado destaca la experiencia realizada con la policía de Londres destinada a reducir el número de agresiones sexuales en el transporte público.

Esta operación en la que colaboraron junto al Guardian Proyect, la Policía de Transporte Británica, la Policía Metropolitana,  la Policía de la Ciudad de Londres entre otras, infiltró a 120 oficiales vestidos de civiles y uniformados para llevar a cabo patrullas diarias y combatir así los delitos sexuales en el transporte público de Londres. La operación computó 15 detenciones en una sola semana.

Los datos previos a esta operación señalabar que  el 15% de mujeres y niñas habían experimentado un comportamiento sexual no deseado en la red de transporte, y el 90% no habían informado de ello.

Este proyecto no para de aumentar en su número de seguidores en redes sociales como Twitter, actualmente cuentan con casi 200.000. Además cuentan con una creciente red de nuevas comunicades en español como: SexismoES, (España), SexismoMX (México) o (América Latina).

Laura Bates protagonizó una de las Charlas TED en donde habla en primera persona de su experiencia y de las razones de la puesta en marcha de Everyday Sexism tras ser acosada tres veces en una semana, una situación que parecía pertenecer al ámbito de la normalidad. Su manera de romper este silencio y de sacar de la normalidad este tipo de actitudes que inhiben la libertad de cualquier mujer a la hora de moverse libremente y que, en muchos casos constituyen la antesala de la violación, fue crear este proyecto internacional.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Imagen de Melissa Brewer  bajo licencia CC