MyShake: convierte tu móvil en un sismógrafo #crowdsource

Desde el pasado mes de agosto las zonas montañosas del centro de Italia están sufriendo las terribles consecuencias de los terremotos. Contar con sistemas de detección temprana es una de las fórmulas de combatir sus consecuencias, pero sus costes son muy elevados. Ante esta situación, la tecnología está facilitando la detección de terremotos basada en el crowdsource, que permite aunar el poder de la telefonía móvil y de la participación ciudadana.

Investigadores de la Universidad de Berkeley, California, han desarrollado MyShake, una aplicación gratuita para Android  que utiliza los sensores de nuestros teléfonos inteligentes de una manera similar a cómo lo hacen las aplicaciones de fitness, midiendo la fuerza de las vibraciones y dónde se están sintiendo. Cuando la sacudida se ajusta al perfil vibratorio de un terremoto, la aplicación envía la información de su ubicación y magnitud de manera anónima.
El objetivo de esta aplicación es construir una red sísmica mundial y utilizar los datos recopilados para reducir los efectos de los terremotos. MyShake proporciona a los usuarios información sobre terremotos recientes en todo el mundo así como sobre terremotos históricos mundiales. Por ahora funciona solo para dispositivos Android, pero desde su web informan de su deseo de “tener una versión para iPhone en el futuro.”

Desde su lanzamiento, esta aplicación de ciencia ciudadana, ha sido descargada por 220.000 personas. Desde febrero se han detectado 400 terremotos en lugares como Chile, Japón, China, California y, en particular, los campos de fracking de Oklahoma. La aplicación mide el movimiento del suelo y luego envía la información al laboratorio Sismológico de Berkeley para su análisis.

Este sistema de detección permite poner en marcha sistemas de respuesta que permitan gestionar la ayuda necesaria, en caso de seísmo, con mayor eficiencia. El programa confirma un terremoto si al menos cuatro teléfonos detectan sacudidas, y esto representa más del 60% de todos los teléfonos dentro de un radio de 6 millas (10 kilómetros) del epicentro. De esta manera, y en base a los datos recopilados, el programa envía un mensaje de alerta a los usuarios más cercanos, permitiendo así que estos se pongan a salvo con la mayor rapidez.

Este es el vídeo oficial en el que nos hablan de su funcionamiento:

Puedes descargarte aquí la aplicación.