@RamyRaoof: “Nuestro derecho a la #privacidad es crucial para una vida democrática” #thebobs16

En PC seguimos de cerca la trayectoria de los galardonados en la ceremonia de los Premios BOBs 2016, (@dw_thebobs). Estos premios, organizados por la Deutsche Welle, (@dw_deutsch), cuentan con la participación de los usuarios para elegir a los mejores candidatos en las categorías establecidas. Si recientemente os hablábamos de los ganadores en el apartado dedicado al periodismo ciudadano, hoy queremos seguir haciendo un repaso por los premiados en categorías afines.

El investigador y activista, defensor de los derechos digitales, la seguridad y privacidad, Ramy Raoof , (@RamyRaoof), ha sido galardonado con el Premio del público al Mejor activista en línea.

El trabajo de este investigador, especializado en seguridad digital, se centra en detectar tanto comportamientos relacionados con estas formas de vigilancia, especialmente por parte del Estado, así como descubrir fórmulas para tratar de amortiguar estas prácticas. Raoouf trabaja fundamentalmente con organizaciones de derechos humanos, Organizaciones No Gubernamentales, periodistas, abogados, grupos de jóvenes y estudiantes universitarios, sobre cuestiones relacionadas con la privacidad, la gobernabilidad o la promoción y el acceso a la información.

Este galardón se suma a una destacada lista de reconocimientos. En enero de 2016 fue seleccionado en el “World Top 100 INFOSECURITY Influencers”:

En 2012 ocupó el número 10 de la revista Newsweek en la lista revolucionarios del Digital Power Index, además alcanzó el puesto número 14 en el ranking de Forbes en Oriente Medio, de los Top 100 Arab Presence on Twitter en 2011.

En PC os hemos hablado en ocasiones anteriores del trabajo de Ramy Raoof, también colaborador de Global Voices Advocacy. Hace un para de años escribía un post titulado Mada Masr, en donde denunciaba como el “gobierno egipcio quiere desarrollar nuevas herramientas agresivas de vigilancia masiva para hacer seguimiento a los medios sociales y otras comunicaciones en línea en Egipto”. En este post señalaba: “el Ministerio del Interior vigila a los ciudadanos de varias formas”, aportando evidencias técnicas, testimonios, documentos y otros materiales recopilados desde 2008.

En su pagina en Facebook Raoof agradecía personalmente a todos los usuarios que le votaron por su trabajo en defensa de la seguridad digital y la privacidad, un ámbito fundamental para defender los pilares de la democracia. Estos pilares pasan por la necesidad de establecer leyes que protejan nuestras comunicaciones

Nuestro derecho a la privacidad en todos los ámbitos es crucial para una vida democrática y para el cambio social.

En este discurso de agradecimiento este defensor de los derechos humanos denuncia las detenciones arbitrarias de todo tipo de creadores y como este tipo de vigilancia está frenando, no solo el mundo de las artes, la cultura y la ciencia, sino el propio afianzamiento de la democracia:

A nuestro alrededor, estudiantes universitarios son encarcelados, abogados reciben órdenes de detención, los periodistas son citados y amenazados, espectáculos se cancelan y llamadas privadas se transmiten en directo por televisión, a los académicos se les niega la posibilidad de proseguir su trabajo, al actor se le niega el derecho a practicar su arte, novelistas y políticos son encarcelados y sus reuniones grabadas, las ONG de derechos humanos y sus profesionales son demandados, activistas e investigadores se les prohibe viajar, la gente en las calles sufre inspecciones arbitrarias de sus teléfonos.


En su discurso destaca la importancia de hacer frente a todo tipo de leyes que pretenden normalizar estas formas de vigilancia cuando en ralidad se trata de un atentado contra nuestro derecho a la libertad de expresión.

No hay que normalizar las prácticas de vigilancia tanto en nuestras comunicaciones privadas como en nuestro discurso público – muchos compañeros y personas han sido detenidos y encarcelados únicamente por sus opiniones y pensamientos. No debemos tener miedo de expresar nuestras opiniones, y a nadie se le debe negar su libertad por una idea, no importa lo diferentes que seamos.

Imagen Portada: Mirkuz en Flickr bajo licencia CC