Amnistía Internacional denuncia la detención de la familia de un destacado bloguero en #China

La ferrea censura a la que se ven sometidos los ciudadanos chinos es algo que se extiende especialmente al mundo de las redes sociales e Internet. En entrevista con el destacado periodista chino Jing Zhao, más conocido por su seudónimo Michael Anti, (@mranti), blogger político y figura clave del nuevo periodismo en China, nos hablaba de la censura que ejerce no solo el gobierno sino grandes empresas como Microsoft, responsable de la eliminación de su blog a finales de 2005.

Si recientemente os hablábamos del artista chino Ai Weiwei, (@aiww), y de su campaña en redes sociales para hacer frente a la censura sufrida por la factoría Lego, ahora es Amnistía Internacional quien vuelve a denunciar la detención y acoso de la famila de un destacado bloguero y disidente chino, además de otras muchas detenciones.

Esta nueva campaña de represión surge a raíz de una polémica carta, en la que se pedía la dimisión del presidente del país, Xi Jinping, acusándoles de una “excesiva concentración de poder” y de “debilitar los órganos del Estado”. La policía ha detenido al menos a 20 personas en relación con la publicaciónde esta carta abierta firmada por “miembros leales del Partido Comunista”.

Según señala William Nee, investigador de Amnistía Internacional sobre China:

Las autoridades deben cesar la persecución política de las personas sospechosas de estar detrás de la carta abierta, y poner en libertad a todas las que han sido detenidas en relación con ella.

Esta nueva actuación vuelve a cuestionar la libertad de expresión y la ferrea censura que vive el país:

La persecución de familiares de disidentes es una táctica excesiva e ilegal que convierte en burla las afirmaciones de China cuando dice respetar el Estado de derecho.

Estas declaraciones están relacionadas con la detención de uno de los blogueros relacionados, supuestamente, con la publicación de la polémica carta. Wen Yunchao, (@wenyunchao), de 45 años, bloguero chino y detractor del gobierno de su país que actualmente vive en Nueva York, señalaba que:

a su madre, Qiu Xiaohua, de 65 años, a su padre, Wen Shaogan, de 72, y a su hermano menor, Wen Yun’ao, de 41, se los llevó la policía de la provincia de Guangdong, en el sur de China, el 22 de marzo.

En la cuenta en Twitter de este activista en favor de los derechos humanos encontramos mensaje como este:

Por su parte Wen Yunchao asegura desconocer quién está detrás de la carta o haber tenido algo que ver en su publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *