Michael Anti y la censura en Internet: “la tecnología no es igualitaria”

En la útima parte de la entrevista que realizamos con Jing Zhao, más conocido por su seudónimo Michael Anti, (@mranti), este destacado periodista chino, blogger político, innovador en medios y figura clave del nuevo periodismo en China, no habla de activismo y censura en la Red.

Muchos activistas en Internet tienen realmente la esperanza de que utilizando diferentes herramientas pueden crear ciertas estructuras para combatir la censura en Internet, pero en la actualidad no se puede, porque los órganos de censura a los que nos enfrentamos, no solo el gobierno chino, sino también Estados Unidos, tienen una capacidad enorme de censurar a mucha gente y no puedes esperar que una pequeña tecnología pueda cambiar todas las estructuras de gobierno de Internet. El único modo de cambiar esto es a través de la política, quiero decir, los ciudadanos en Europa, los ciudadanos en Estados Unidos, los ciudadanos en China deben luchar contra su propia censura, así podrán cambiar la estructura de gobierno de Internet pero no podemos esperar  esto de la tecnología.

La censura es un tema que este periodista conoce muy bien y que ha sufrido en su propia piel cuando Microsoft eliminó su blog a finales de 2005. Su caso fue noticia en todo el mundo.

Imagen de previsualización de YouTube

El anglicismo ‘Big Data’, surge para denominar un fenómeno relacionado con la gran cantidad de datos generados en este nuevo ecosistema sociotecnológico denominado “sociedad de la información”. Sobre este fenómeno Anti nos advierte del peligro al que nos exponemos si estos datos son ultilizados por los gobiernos:

por ejemplo si el gobierno tiene los servidores de medios sociales, básicamente, estos servidores de social media trabajan para el Gobierno. Porque ellos pueden saber cada cosa que dices y conocer todas las relaciones pero también el Big Data, los ciudadanos no pueden esperar nada de ello, sólo las grandes corporaciones y gobiernos los pueden usar (Big Data).

Anti nos situa ante un panorama en el que no podemos estar totalmente seguros de lo que los gobiernos hacen con la información que se mueve en estas redes sociales ya que, en ocasiones, pueden transmitirnos una imagen de libertad que realmente no se corresponde con la realidad.

Por lo tanto, me gustaría decir que la tecnología no es igualitaria, la mayoría de las veces es pro-gobiernos.

Puedes echarle un vistazo a la entrevista que realizamos con Michael Anti aquí.