Otro bloguero asesinado en Bangladés por defender el laicismo #WashiqurRahman

Bangladesh se ha convertido en un lugar especialmente peligroso para blogueros y activistas. En la actualidad ocupa el puesto número 146 sobre 180, en el barómetro de la libertad de expresión de RSF. Estas cifras se confirman con un nuevo y brutal asesinato, en tan solo un mes, de un bloguero crítico con el islam y el fundamentalismo religioso. El joven de 27 años Washiqur Rahman ha sido apuñalado cerca de su casa por tres personas este lunes. Dos de los asesinos ya han sido arrestados cuando intentaban escapar.

Avijit Roy, (@avijit_roy_MM), bloguero y escritor estadounidense de origen bangladesí, también era brutalmente asesinado en Bangladesh hace aproximadamente un mes, cuando regresaba de presentar su último libro y visitar la Universidad de Dacca. Roy, de 40 años, era conocido especialmente por sus críticas religiosas y defensa del ateismo, que plasmaba tanto en sus blogs como en algunos de los 8 libros que ya había publicado. Este bloguero había recibido amenazas de muerte con anterioridad.

En Twitter y tras la etiqueta  encontramos homenajes a los dos blogueros asesinados por defender la laicidad en donde este tipo de críticas parecen haberse convertido en una brutal sentencia de muerte. El analista político paquistaní, periodista y escritor Raza Rumi, (@Razarumi),  habla del temor a que la creciente intolerancia religiosa en Bangladesh, lleve al país al mismo camino que Pakistán. Este nuevo asesinato señala, es “un reflejo de la intolerancia incrustada en muchas sociedades musulmanas”.

Este analista político sabe de qué habla ya que el mismo tuvo que abandonar Pakistán y exiliarse por su ideas. En este artículo del Fair Observer, Rumi señala como “la oposición religiosa al libre pensamiento sigue siendo el problema más grave” que se vive en el país, por encima incluso de los intentos de amordazar la libertad de prensa, también bajo amenaza por el gobierno de Bangladesh.

Es la intolerancia religiosa la que ha llevado a numerosos intelectuales y librepensadores como la  escritora Taslima Nasreen a abandonar el país en 1994 y no regresar, permaneciendo en el exilio durante décadas.

Washiqur Rahman mantenía una cuenta en Facebook desde la que publicaba sus opiniones utilizando como seudónimo: Kutshit Hasher Chhana, (o el Patito Feo). Bob Dietz, Coordinador del Programa en Asia del CPJ señala la enérgica condena de esta organización ante lo sucedido y solicita una investigación:

“El gobierno de Bangladesh debe establecer con urgencia la responsabilidad en este caso de asesinato y otros – de lo contrario el resto de los bloggers del país, comentaristas y periodistas que cubren temas delicados permanecen en grave riesgo de ser atacados también”. “Instamos a las autoridades de Bangladesh a garantizar una investigación exhaustiva, efectiva y oportuna sobre el homicidio de Washiqur Rahman Babu”.