Video Volunteers: una red rural de periodistas que vende contenidos a los grandes medios

Video Volunteers (Voluntarios de Vídeo), es una organización que trabaja para empoderar a las comunidades rurales y barrios pobres de la India, excluidos de los contenidos de los medios tradicionales, de la que os hemos hablado en numerosas ocasiones en PC. Este proyecto, con sede en la ciudad de Nueva York, nació en el año 2003 con el objetivo de convertir a estas comunidades marginadas en productoras de material informativo en formato vídeo. Comenzó capacitando a 100 personas y en el año 2008 llegaban a 140.000 en 150 comunidades, hoy en día y según señala su fundadora en el Huffington Post, Jessica Mayberry, han conseguido llegar a 1,2 millones de personas.

Jessica Mayberry, (@jessiekmayberry), habla del trabajo que desde entonces ha llevado a cabo esta organización cuya idea surgió tras pasar un año trabajando con mujeres rurales indígenas en el cine. Mayberry también forma parte de la junta directiva de Free the Children, la mayor organización del mundo de “Niños Ayudando a niños”. Mayberry resultó una de las ganadoras del del Knight News Challenge 2008.

Video Volunteers ha conseguido numerosos reconocimientos internacionales saltando con sus historias a las páginas de la prensa internacional y permitiendo así consolidar uno de los objetivos de su fundadora al pasar información hiperlocal al ámbito de la información global. En el Huffington Post Mayberry nos habla de cómo surgió su idea de trabajar colaborando con la audiencia, en lo que le pareció la versión más democratica del periodismo que había concebido hasta el momento. Esta idea le llevó a abandonar su trabajo como periodista en Nueva York, en donde ha pasado por las redacciones de la Fox News Channel o la CNN.

Mayberry habla en de estos años de experiencia al frente de esta organización a la que dió forma pensando en “el inicio de la revolución de los medios”. Video Volunteers entrena a la gente en las comunidades más marginadas de la India para contar sus historias en lugar de esperar a que otros informen de ellos. Desde su creación han construido “una red de información rural” que ofrece oportunidades para la subsistencia de 200 personas que viven por debajo del umbral de la pobreza. Sus historias han traspasado los slums para llegar a los principales medios de comunicación como Bloomberg, CNN-IBN y Al Jazeera, ganando algunos de los mejores premios a la innovación en el ámbito de los medios de comunicación y el emprendimiento social.

El trabajo de esta organización ofrece datos interesantes para valorar la importancia del periodismo ciudadano hiperlocal, especialmente en entornos marginales. Mayberry señala la necesidad de crear:

una red rural de periodistas, ya que sólo el 2% de las noticias en un día cualquiera trata los problemas rurales. En un país donde el 70% de la población vive en zonas rurales, la falta de diversidad de voces que son representadas en la televisión, en la radio, y en línea sigue siendo alarmante.”

Esta situación se ve agravada por la crisis de la prensa y la reducción del número de corresponsales, sin embargo y según las cifras que nos ofrecen en su web, hasta el momento han capacitado a un total de 300 productores comunitarios. De este grupo más de 100 trabajan a tiempo completo, informando de las cuestiones de interés a través de 1.000 aldeas en casi todos los estados de la India. Han facilitado la intervención de unas 17.000 personas para que tomen medidas y soluciones en el lugar de los hechos de las que se han beneficiando directamente 635.000 personas y han dado voz a millones más. Además, el 50% del contenido producido en los últimos dos años se ha vendido a los principales medios de comunicación y ONG.

La fundadora de esta iniciativa destaca el valor de los innumerables periodistas ciudadanos en todo el mundo que están cubriendo las guerras, desastres naturales, o sus vidas cotidianas a través de organizaciones de las que os hemos hablado en PC como: Radar, CGnet Swara, GramVaani o Witness, entre otras, “excelentes ejemplos del poder del periodismo ciudadano”. En muchos sentidos, señala, estos informadores “han erosionado la posición sacrosanta de los periodistas”:

El aporte más significativo del periodismo ciudadano ha sido su capacidad para dar espacio a los acontecimientos y opiniones que podrían haberse perdido previamente en el rápido volumen de ventas de las noticias. Los periodistas ciudadanos fueron las únicas personas en informar al mundo sobre la guerra en Siria y las protestas del Movimiento Verde en Irán. Son los primeros  testigos también en situaciones de emergencia, y las redes se apresuran a recoger todos estos informes.

A pesar de la importancia de todas esta cuestiones, esta especialista en emprendimiento social señala el escaso valor que este fenómeno tiene actualmente en el entramado de los medios profesionales, en donde estos testimonio se tratan, comenta con “extrema precaución”, además: ” Las principales acusaciones hechas contra esta nueva forma de periodismo giran en torno a la verificación y la delgada línea que a menudo separa el activismo y el periodismo”.

En este contexto señala, es cierto que el hecho de que cualquier persona pueda “crear noticias” puede conducir a una ensordecedora cacofonía. Y ciertamente muchos “informes ciudadanos” pueden ser inexactos, no obstante señala, los grandes medios” tienen que comprometerse con esta masa de contenidos de una forma más profunda”, ya que estos medios colectivos son las “nuevas narrativas del futuro”. Su papel sería fundamental a la hora de superar escollos como el de la “objetividad y la veracidad de la información ciudadana”.

Este vídeo nos acerca uno de los muchos casos de los que se ocupa esta organización en el que Anand Pagare, uno de sus corresponsales, no muestra la tragedia de miles de desplazados de manera brutal de sus territorios por las grandes corporaciones que se instalan en el país. En este vídeo Anand denuncia el trabajo de la Maharashtra Housing And Development Authority (MHADA), por cuyos proyectos de desarrollo son desplazados numerosos miembros de familias tribales como los dalit. Más del 40% de la población desplazada en la India anualmente es tribal. Anand denuncia en este vídeo cómo el MHADA ha desalojado por la fuerza a más de 25 familias de los terrenos en los que habían residido durante más de 50 años.

Imagen de previsualización de YouTube

Puedes seguir su trabajo en YouTube, Twitter (@VideoVolunteers), Facebook, o en su canal en Blip. Puedes ver aquí cómo colaborar.