Activictas represaliados cuentan sus historias en The Oslo Freedom Forum #OsloFF

La sexta edición de la conferencia sobre derechos humanos: “The Oslo Freedom Forum”, finaliza hoy en Noruega dispuesta a reivindicar el papel de los activistas en la Red, continuando con su promoción de la defensa de la libertad y los derechos humanos. Este año han contado con más de 30 ponentes de 13 países dispuestos a debatir en este último día sobre “la creciente amenaza mundial contra los periodistas, el éxito de las estrategias de resistencia no violenta, y la evolución de las relaciones entre disidentes, dictadores y tecnología.”

Esta conferencia forma parte de la campaña de la Human Rights Foundation para defender y promover la libertad en todo el mundo. Con este fin han contado con la presencia de Iyad El-Baghdadi, (@iyad_elbaghdadi), un destacado activista y blogger que se dio a conocer durante las revueltas de la primavera árabe en Egipto y Túnez, al promover la hashtag , con el objetivo de fomentar la traducción al Inglés de lo que sucedía en el país y del discurso de la activista egipcia Asmaa Mahfouz, como una llamada a unirse a las protesta de plaza Tahrir, que contribuyeron a la caída del entonces presidente Hosni Mubarak.

Baghdadi fue detenido, encarcelado y luego expulsado del país por las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos. Conocido como uno de los activistas en línea más populares de la primavera árabe, fue separado de su esposa, embarazada de siete meses en el momento de su detención y deportación, en Malasia, un país donde no tiene estatus legal, sin permiso para buscar empleo, ni conexiones, silenciado ante el temor a las represalias contra su familia, todavía residiendon en los Emiratos Árabes Unidos.

Baghdadi ha roto su silencio en Oslo para denunciar la situación que numerosos activistas estan padeciendo tras las revueltas de la primavera árabe. Tal y como señalan desde The Intercept, su situación es similar a la de un gran número de activistas, muchos de los cuales han sido exiliados, encarcelados e incluso asesinados.

Los Emiratos Árabes Unidos ha actuado con dureza contra la disidencia y los defensores de las libertades civiles. El año pasado, el país condenó a 69 disidentes políticos a largas penas de prisión – 10 años, para la mayoría – por cargos de conspiración para “derrocar el sistema político del país” en un juicio masivo empañado por las denuncias de tortura y violaciónes de las normas del proceso. “Los Emiratos Árabes Unidos ve opositores y enemigos en cada esquina”, dice Nicholas McGeehan, investigador de Human Rights Watch. “El caso de Iyad es un síntoma de la paranoia de los Emiratos Árabes Unidos y de su temor al pensamiento crítico y la libertad de expresión.”

En su intervención destacaba el lema: “Si no nos dejan soñar, no les dejaremos dormir”:

Nadezhda Tolokonnikova, junto a su compañera Maria Aliojina, activistas políticas rusas y miembros de la banda de punk conocida como “Pussy Riot”, también participaban en esta conferencia. Tolokonnikova, (@tolokno), fue condenada a dos años de prisión en agosto de 2012 por un delito de vandalismo tras irrumpir en la principal catedral ortodoxa de Moscú e interpretar una ‘oración punk’ contra el presidente del país, Vladimir Putin. Tras pasar 21 meses en un campo de prisioneros ruso fue liberada en diciembre de 2013.

En PC os hemos hablado de la puesta en marcha por parte de las integrantes de este grupo de un nuevo medio de comunicación al que han llamado MediaZona, con el que continúan trabajando estrechamente junto a Zona Prava para denunciar los abusos del sistema perniteciario ruso y luchar y defender los derechos de los presos.

“Pussy Riot” fue creado para llamar la atención sobre los abusos del régimen de Vladimir Putin. Su trabajo ha sido reconocido en este festival con el Václav Havel International Prize for Creative Dissent, un premio internacional a la “disidencia creativa” que pretende reconocer el trabajo en favor de la creatividad y la libertad de expresión. El trabajo de estas dos artistas era reconico en Oslo como una forma de “arte disidente” creado para apoyar las libertades individuales frente a un Estado ruso cada vez más autoritario.

La reconocida bloguera cubana Yoani Sánchezpremiada internacionalmente por su trabajo a través de Generación Y, también participa en este encuentro,  ahora que por fin puede viajar al extranjero tras casi una década de negativas. Su intervención forma parte de su trabajo como activista en un intento de mejorar la conciencia internacional sobre la crisis de derechos humanos y del periodismo en Cuba.

Puedes seguir todo lo que ocurra a través de la cuenta en Twitter de esta conferencia en @OsloFF también en la cuenta de @gladstein o de otros activistas y periodistas de interés como @yvettethijm o @avilarenata, también tras la etiqueta . Los interesados en participar con sus preguntas pueden hacerlo en @OsloFF utilizando el hashtag ‪#‎OsloFF‬, y a través del correo electrónico: questions@oslofreedomforum.com.

Puedes consultar un resumen de este encuentro en la página de la conferencia.