Infolady: mujeres sobre ruedas para luchar contra la pobreza en Bangladesh

La utilización de Internet y la tecnología como una herramienta contra la pobreza y la exclusión social se ha convertido en un recurso de gran importancia. Esta es la razón por la que se han puesto en marcha iniciativas tan soprendentes como la de Infolady. Se trata de una forma de conectar a la red a las familias más pobres de Bangladesh, en donde decenas de mujeres se trasladan con sus portátiles en bicicleta para conectar a las familias más pobres.

Estas mujeres sobre ruedas están consiguiendo grandes logros para estas familias sin recursos. Como señalan desde The France 24Observers,

Gracias a Infolady, decenas de miles de personas se están conectando con los medios sociales, charlando con sus seres queridos, y consiguiendo acceder a las ayudas del gobierno. Este servicio permite “a miles de mujeres rurales, población vulnerable y comunidades rurales, salir del círculo vicioso de la pobreza, el analfabetismo y la falta de poder a través de un acceso fácil a la información y los servicios.”

bicis

dnetSe trata de un proyecto creado por la empresa de desarrollo local D.Net, creado en 2010, que se convirtió en la continuación de “Mobile lady”. Su objetivo es conectar las aldeas rurales más desfavorecidas a través de teléfonos móviles. Estas mujeres jóvenes, reciben formación para viajar alrededor de su localidad en una bicicleta y ofrecer una variedad de servicios, desde salud, educación, asesoramiento legal y otros. la finalidad de su trabajo es conseguir que los derechos de estos ciudadanos más desfavorecidos se respeten y se cumplan contando para ello con un  ordenador portátil, un teléfono móvil, y un sencillo kit sanitario compuesto por una máquina para medir la presión arterial, un kit para medir la glucosa, y una báscula. Además, como señalan en su web, también ofrecen consejos de la salud – incluyendo temas tabú como los anticonceptivos y el VIH – agricultura, o el acceso a los servicios públicos.

Además de las cuestiones sanitarias, es muy importante el servicio que estas mujeres prestan a la hora de educar a la gente sobre sus derechos gubernamentales y cómo reclamarlos. Todos los días un Infolady viaja unos 10 km para visitar a las personas en sus hogares. También ofrecen educación a grupos de alrededor de 12 a 15 miembros una vez a la semana con vídeos y otras herramientas.

Este servicio se basa en las mujeres ya que pueden obtener la confianza de las familias con más facilidad. El modelo está cosechando grandes resultados por lo que actualmente y tras su rodaje inicial se encuentran en proceso para lanzar este modelo a nivel nacional para ser replicado en otros países. Además el modelo se puede personalizar mediante la adición de nuevas características, servicios o dimensiones en función del país, la cultura o la naturaleza de la clientela o mercado específico.