Los presos utilizan las redes sociales para denunciar su terrible situación en #Korydallos

France 24’s Observers y los presos de la cárcel griega de Korydallos, se han convertido en un ejemplo de colaboración entre periodismo ciudadano y tradicional. Las redes sociales han sido el canal de denuncia elegido para mostrar las terribles condiciones en las que se encuentran los presos. Según esta organización: “La instalación está destinada a albergar a 60 hombres, pero en la actualidad cuenta con más de 200, de acuerdo con los internos y el personal”. Los internos del hospital de esta prisión iniciaron una huelga de hambre en protesta por el hacinamiento en el que viven dando lugar a la propagación de enfermedades infecciosas.

Great job! @squerit_ita @JulienPain @ernestodlaserna @northaura @asteris your tweets for #Korydallos here http://t.co/sisacBO8Eg #kolastirio

— Ernesto de la Serna (@ernestodlaserna) marzo 8, 2014

El pasado mes de febrero un productor de France 24’s Observers denunció esta situación, que los presos de la prisión de Korydallos ya habían puesto de manifiesto a través de las imágenes subidas en Facebook y Twitter, con la ayuda de un telèfono móvil infiltrado en la prisión de contrabando. Estas denuncias junto al trabajo de France 24’s Observers han tenido como consecuencia una investigación posterior por parte de las autoridades judiciales de Grecia ya que, los numerosos casos de tortura denunciados, acabaron con la muerte del preso Ilie Kareli. El Comisario del Consejo de Europa para los Derechos Humanos, también ha denunciado esta situación al afirmar:

Las prisiones y los centros de detención no pueden ser lugares sin ley: las normas de derechos humanos deben ser defendidos allí también y los responsables de las conductas violentas deben rendir cuentas.

Por tanto, la acción emprendida por las autoridades judiciales de Grecia para investigar este caso es un paso positivo que debería conducir a la sanción ejemplar de todas las personas responsables de esta atrocidad.

El trabajo de France 24’s Observers y de este programa de denuncias ciudadanas, a nivel internacional, contextualizadas y verificadas con la ayuda de la agencia de noticias Storyful, han sido el catalizador que ha permitido mostrar al mundo esta terrible situación, a través de documentos gráficos como este vídeo publicado en Youtube:

 

La dureza de las imágenes difundidas a través de las redes sociales, unida a las labores de verificación del contenido enviado por parte del equipo de France 24’s Observers han permitido que esta situación se diera a conocer por una audiencia glogal, de una manera imposible hasta el momento. Este hecho vuelve a poner de manifiesto el poder de las redes sociales para denunciar violaciones de los derechos humanos en el mundo y la necesidad de colaboración de medios tradicionales y ciudadanos. Las imágenes de este documento consiguieron traspasar las redes sociales hasta llegar a los informativos nacionales y a una audiencia global.