#Podemos y Pablo Iglesias: un caso de estudio sobre el poder amplificador de las redes sociales y la participación ciudadana

El poder de la redes sociales para amplificar un mensaje y democratizar la política no es algo nuevo. El caso más sonado ha sido el de Obama, bautizado como el primer presidente 2.0. al convertirse en paradigma de la colaboración ciudadana  y mostrarnos una nueva forma de financiación de los comicios que le llevaron a la presidencia de los EE.UU.

Pablo Iglesias, Profesor de la UCM. Portavoz y eurodiputado de Podemos, es ya un caso de estudio para entender este poder amplificador de las redes sociales, al posicionarse en la cuarta opción más apoyada por los ciudadanos, con un presupuesto de campaña que apenas superaba los 100.000 €. Numerosos medios de comunicación como La Voz de Galicia destacaban cómo esta presencia en las redes sociales se ha trasladado a las urnas, “convirtiendo los hashtags en votos”.

presupuesto-campañaLa financiación de este partido también apela a la colaboración ciudadana y al uso de nuevas fórmulas colectivas de participación como es el crowdfunding. En su web podemos ver las campañas de financiación colectiva y transparente, en las que defienden esta candidatura popular y ciudadana “sin préstamos bancarios”.

campañas-creadas

Pablo Iglesias se ha inspirado incluso en los lemas utilizados por Barack Obama, apelando al “Yes We Can” con “Podemos” y el mensaje de esperanza que implica poder cambiar las cosas cuando todo parece imposible. Este mensaje, en particular, ha sido retuiteado más de 1.600 veces.

En el caso de Obama Twitter se convirtió en la red social más utilizada en las elecciones presidenciales,  algo similar a lo sucedido con Pablo Iglesias convirtiendo el hashtag #Podemos en trending topic, al igual que #Podemos25M. Sus casi 400.000 seguidores en Twitter, le sitúan en un lugar destacado, especialmente porque esta cifra no deja de crecer. Frente a la cifra de seguidores de su principal candidato, la cuenta del partido le sigue con bastante distancia con mas de 230.000 seguidores, lo que refuerza el conocimiento del lenguaje y uso de estos canales de comunicación por parte de su líder, Pablo Iglesias. Además de comprometerse con la ciudadanía a través de la transparencia y la austeridad de su partido, en donde todos sus candidatos han firmado una carta de compromisos, entre los que se encuentran el cobrar cómo máximo 1935€ de los 8.000 reglamentarios o el rechazo a viajar en business. Puedes consultar en su web las cuentas del partido en detalle.

Según destaca El País, el “fenómeno Podemos” es imparable y Pablo Iglesias  ya es “el político más influyente en Europa en redes sociales”. Ana Aldea, consultora de Redlines, señala como, entre las claves de este éxito, se encuentra su forma de entender las redes sociales como un canal fundamental en el ámbito de la comunicación política con la ciudadanía:

“Si ya eran muy buenos antes de la campaña, su éxito se ha triplicado después”, “entre otras cosas, porque han actuado desde el primer momento como si hubieran ganado. La preparación que hay detrás es muy buena y no han tenido que formar a su militancia en redes sociales porque ya era muy activa. Por tanto, no hay consignas como en los grandes partidos, se funciona en red de forma natural”.

Frente al caso de Pablo Iglesias nos encontramos con otros políticos como por ejemplo Miguel Arias Cañete, cuya cuenta en Twitter no ha sido actualizada desde el pasado 23 de mayo. Rita Maestre, una de los 15 gerentes de redes sociales con las que cuenta el partido de Iglesias, señalaba en entrevista con El País, la importancia de entender de forma natural cómo se comunica la ciudadanía en las redes sociales:

“Desde el inicio sabíamos que tanto Twitter como Facebook eran la clave”. “Al contrario que los grandes, entendemos que la red debe ser un elemento de interacción. No es lanzar un tuit y se acabó. Nosotros contestamos a todos los comentarios que nos llegan. Algunos piensan que las redes son como una cuña de radio, que con darle al botón de lanzar ya está y no es así. Hay que dialogar con la gente”, añade.

Claro que las redes sociales también se pueden poner en tu contra y veremos si Pablo Iglesias consigue sobrevivir al linchamiento que está sufriendo en los medios de comunicación tras su inesperada victoria:

Además de Twitter y Facebook (actualmente con casi 500.000 seguidores), Youtube ha sido un canal de gran importancia para el líder de este partido que, como destaca La Vanguardia, ha conseguido mejores resultados electorales que otros líderes con un respaldo económico mucho mayor.

Durante estos meses de andadura televisiva, Pablo Iglesias, flamante líder de Podemos, ha dejado numerosos momentos en televisión donde se enzarza con prácticamente todos aquellos que difieren de sus opiniones, consiguiendo tener decenas de vídeos con cientos de miles de reproducciones acumuladas. Una campaña de marketing que, para los analistas, ha sido mucho más efectiva que los millones de euros gastados por otras formaciones en publicidad directa.

En su canal de Youtube encontramos vídeos que han sido reproducidos más de 200.000 veces, como este:

Además del uso de las redes sociales este partido apela a la participación ciudadana con fuerza desde la propia elaboración de su programa electoral, tal y como destaca La Vanguardia:

El Programa es resultado de un proceso de elaboración colectiva a través de un método abierto y ciudadano en el que han participado miles de personas. El proceso ha consistido en tres etapas: debate y aportaciones online a título individual,  enmiendas colectivas de los Círculos Podemos y referéndum online sobre las enmiendas.

Desde la propia página web del partido nos hablan de cómo “Podemos nace como un reto de empoderamiento de la ciudadanía”, desde la propia financiación del partido. En un periodo realmente breve desde su creación, (el 11 de marzo de 2014), “Podemos se ha abierto camino elaborando un programa colaborativo entre miles de ciudadanos y llevando a cabo las primarias más participativas de unas elecciones al Parlamento Europeo.”