10 documentales basados en el periodismo ciudadano que apuestan por la democratización cultural

La popularización de los dispositivos móviles, participación ciudadana y redes sociales han puesto en marcha un imparable movimiento de democratización cultural. Internet ha sido el gran facilitador de todos estos cambios y el cine documental es uno de los ámbitos específicos en los que encontramos un mayor número de iniciativas de interés.

Si, según la definición de la R.A.E., una película documental es aquella: “Que representa, con carácter informativo o didáctico, hechos, escenas, experimentos, etc., tomados de la realidad”, la posibilidad de acceder, sin apenas coste, a vídeos y testimonios reales captados desde el lugar de los hechos, en zonas a las que es prácticamente imposible acceder por su peligrosidad, han hecho del periodismo ciudadano un ingrediente imprescindible del cine documental. Estos son 10 ejemplos que así lo confirman:

1-  “Adventures of Josh Wolf: Activist Video Blogger”, (Aventuras de Josh Wolf: Video Activista Blogger) de la cineasta Coreano-americano Donna Lee. Este documental de 28 minutos de duración, narra la historia del bloguero  Josh Wolf, encarcelado en Agosto de 2006 por negarse a entregar a un juez federal de los EEUU un vídeo ciudadano de los disturbios callejeros en San Francisco. En su blog “Diarios de Prisión”, puedes encontrar más información sobre su caso. Wolf superó el récord de permanencia entre rejas de un periodista, (en este caso periodista ciudadano), en EEUU por negarse a colaborar con la justicia.

Josh Wolf habló con P.C en San Francisco sobre participación, democracia e internet en las elecciones americanas.

2- “La vida en un día”, es título del documental de Ridley Scott y Kevin Macdonald. Sus responsables hablaban de esta iniciativa como del: “1º largometraje del mundo filmado por los usuarios”. Estrenado mundialmente en el festival de Sundance,  “La vida en un día” se estructura como un documental de 90 minutos construido con los 20 mejores vídeos enviados por los ciudadanos a la página de Youtube.

3-  Redacted, es otra interesante propuesta a tener en cuenta del prestigioso director Brian De Palma, término que se usa para describir documentos en los que se ha cometido censura. A pesar de que el propio De Palma señalaba que esta película no era un documental, “sino pura reconstrucción y experimentación con el lenguaje cinematográfico y las nuevas tecnologías”, la grabación y el propio director dejan claro la importancia de la participación de la ciudadanía en su puesta en marcha para así “aprovechar las ventajas que ofrece la era digital, grabándolo todo sin grandes preparaciones y con poco coste, para reflejar una historia de un modo más real”, recurriendo a material encontrado en la Red.

Según De Palma, “La película es un intento por llevar al pueblo estadounidense la realidad de lo sucedido en Irak. Con este trabajo De Palma trataba de denunciar los excesos de los soldados norteamericanos en Irak y la censura de los medios.

4- #WhileWeWatch, del director Kevin Breslin, es otro ejemplo de cómo el movimiento Occupy#OccupyWallStreet, ha servido de inspiración a lo largo de 40 minutos, de otra nueva forma de hacer un documental. Breslin destaca la eficiencia de la gente informando en tiempo real de lo ocurrido y así fue como se encontró, por primera vez, con el periodismo ciudadano en acción, un movimiento que considera legítimo para informar. Según nos cuentan en Facebook,  este documental trata de mostrar “cómo OWS desafió la información periodística tradicional.” En una entrevista en Campus Progress Breslin destacaba cómo aceptó el encargo de rodar este documental para una empresa australiana sin ganar apenas dinero, sólo los gastos de producirlo. 

5-  Twittamentary, es un documental que explora los efectos sociales del fenómeno Twitter. La cineasta de Singapur Tan Siok Siok(@sioksiok en Twitter) comenzó un viaje que la llevó por todo Estados Unidos para entrevistar a usuarios de Twitter de todas las condiciones sociales.

6-  Point and Shoot del activista americano  en favor de las libertades, Matthew VanDyke, consiguió el premio al mejor documental en la 13ª edición del Festival de cine de Tribeca, Nueva York. En PC ya os hablamos de la peculiar aventura de VanDyke, natural de Baltimore, y de cómo se unió a los rebeldes libios en 2011.

7 -“Silvered Water” es el título de un nuevo documental que acaba de proyectarse en la sección oficial y fuera de competición, del Festival de cine de CannesOssama Mohammed y Wiam Simav Bedirxan, son los responsables de este retrato sobre la crudeza esta guerra que ya se ha cobrado mas de 140.000 víctimas. Para rodarla se han utilizado técnicas del cine documental y el periodismo ciudadano, además de vídeos anónimos de Youtube grabados con teléfonos móviles. Conmocionado por esta guerra, decidió contactar por chat con una joven cineasta kurda, de Homs, a la que preguntó: “Si estuvieras en Homs con tu cámara, ¿qué filmarías?”. La película cuenta la historia de ese encuentro.

8- Natalia Antelava, Corresponsal de la BBC, nos ofrece un punto de vista distinto con un  galardonado documental, reconocido con el premio de la Asociación de Prensa Extranjera en la categoría de radio. Antelava nos muestra con han cambiado las herramientas del cine actual utilizando un iPhone y Skype como herramientas de trabajo para realizar grabaciones que se han convertido en elementos singulares e imprescindibles. Este documental radiofónico denuncia la esterilización forzada de mujeres en Uzbekistán.

Según esta periodista, el uso del móvil le ha permitido grabar entrevistas en lugares con una censura férrea como Uzbekistán, además de ofrecer testimonios con una frescura adicional al ser herramientas “menos intrusivas que una grabadora de audio y un micrófono”.

9- Fit To Print es el título de un documental que trata de analizar la crisis de la prensa en EE.UU y las repercusiones de la misma, contando para ello con sus principales protagonistas. La postproducción de este trabajo se financió a través de las donaciones de los ciudadanos interesados.

10-   “High Tech, Low Life“, es la galardonada propuesta de dos periodistas ciudadanos chinos,  Zola (Zhou Shuguang), (también conocido como aka Zola) y ‘Tiger Temple”. Sus dos protagonsitas se han dado a conocer por su trabajo en favor de la libertad de expresión tratando de comunicar a través de la Red lo que los censores estatales chinos no cuentan, aún ha riesgo de poner en peligro sus vidas.  Zhou Shuguang (Zola)blogger y periodista ciudadano chino, ha sufrido la represión gubernamental a causa de su trabajo en en numerosas ocasiones .

A este documental se suma otra forma de colaboración ciudadana a través de la plataforma de crowdfunding Kickstarter, gracias a la cual se ha conseguido el dinero de la post-producción. Esta misma forma de financiación se utilizó en ADAY.ORG un proyecto de crowdsourcing similar a “La vida en un día”.