@Filtrala: una plataforma de denuncia ciudadana para realizar filtraciones a la prensa

En el actual contexto social en el que nos encontramos, marcado por casos de corrupción y crisis generalizada, surgen plataformas como Fíltrala, un proyecto para realizar filtraciones a la prensa, concebida como una herramienta en favor del periodismo participativo.

“La verdad es un derecho humano, Fíltrala, es el lema que podemos encontrar en la página de esta plataforma independiente de denuncia ciudadana, en la que cualquiera puede enviar de manera segura y anónima información que permita demostrar casos de corrupción, abusoso o violaciones de los derechos fundamentales.

En entrevista con Periodismo Ciudadano Pedro Noel, uno de los editores y co-fundador de la Associated Whistleblowing Press, (AWP), nos habla de su trabajo y funcionamiento.

Noel-1PC- Cómo y por qué nace Fíltrala.

PN- La AWP, organización sin fines de lucro detrás de Fíltrala, surge como idea en 2011. Pensábamos que era necesario construir un nuevo modelo para el whistleblowing digital, una estructura decentralizada y global que atienda  a necesidades, problemas y contextos locales. De ahí la idea de  establecer una organización que pudiera promover plataformas de denuncia  ciudadana orientadas a públicos específicos. La primera la hicimos en Islandia, Ljost.is, y luego por algunos de nosotros haber vivido y participado en movimientos culturales en España, naturalmente seguimos por ahí. La idea de una plataforma direccionada al público español la venimos trabajando desde mayo de 2012.

PC- El nombre recuerda las filtraciones de documentos de Wikileaks, se inspira de alguna manera en el trabajo de Julian Assange.

PN- Obviamente existe inspiración. Con Wikileaks, la diferencia básica es que proponemos un modelo decentralizado de plataformas de whistleblowing,  basándonos en la inclusividad para tener un relación más real y  efectiva con comunidades, sean comunidades orientadas tematicamente o  geograficamente. Nos esforzamos para fortalecer al
máximo la autonomía de actores y grupos de trabajo locales, conectándolos a la vez con una estructura global.

PC- Cómo pueden participar los ciudadanos en esta plataforma.

PN- Utilizando  nuestra plataforma, cualquier persona puede enviar de manera segura y  anónima. El proceso de envío está pensado para ser seguro a la vez que  simple. Basta con utilizar el Navegador Tor para acceder a Filtrala.org de forma anónima. Se puede descargar desde nuestra página web y para los que tienen dudas disponemos un breve y sencillo tutorial:

PC- Tenéis algún protocolo de verificación de la información qué recibís.

PN- Tenemos políticas editoriales estrictas.  Primero tiene que ser una cuestión de interés público. No vamos a  publicar a miles de personas fotos de tu vecino tirando basura en un  lugar prohibido. Obviamente tampoco aceptamos rumores ni historias, a  pesar de que llegan a cada rato. Parece que a la gente le gusta  desahogarse de cosas que pueden
perfectamente ser ciertas, pero sin  pruebas sólidas y verificables no podemos hacer nada.

PC- ¿Se ha convertido el ciudadano en un vigilante del poder, gracias al desarrollo de la tecnología y las redes sociales y a la puesta en marcha de plataformas como esta?

PN- Fíltrala depende enteramente de la participación ciudadana. Nuestra visión del periodismo está atravesada por una serie valores como derechos humanos, transparencia, justicia y participación ciudadana. Hoy en día estamos pasando por un momento de crisis civilizatoria, un momento decisivo a nivel político, cultural, económico, ecológico y por lo tanto, humano. Nuestra propuesta es que un flujo saludable y libre de  información de interés público, sobre corrupción, por ejemplo, o sobre  cómo funcionan estos procesos tan destructivos, es una buena manera para  intentar  transformar estas dinámicas. Buscamos que el periodismo sea una herramienta participativa para la acción, que la información no se quede en una  distracción o el entretenimiento, sino que sirva para la transformación  social.

PC- Podéis darnos algunas cifras relacionadas con casos resueltos o que se hayan dado a conocer, o con algún tipo de consecuencias que haya tenido la actuación de vuestra plataforma.

PN- De momento, hemos publicado en nuestra plataforma en Islandia. Puedes informarte en https://ljost.is/glitnir.html. Esta publicación ha fomentado un cambio en el diálogo público del país, trayendo de vuelta discusiones y cuentiones sobre la crisis económica islandesa.

PC- Según vuestra experiencia y la de la red internacional de la Associated Whistleblowing Press (AWP), a la que estáis vinculados, cómo describiríais la situación que está padeciendo España en la actualidad con temas como el de los desahucios, el paro, las privatizaciones o los numerosos casos de corrupción.

PN- El problema es global. Está pasando en todos los países del mundo. En nuestra visión, existe una crisis de la civilización donde imperativos erróneos moldean las estructuras políticas, sociales, culturales y economicas en un contexto transnacional, generando un estado de injusticia. El resultado es una desestabilización de ámbitos específicos de la sociedad como el paro, los desahucios y la corrupción en España. Gran parte del problema se debe a la impunidad y al exagerado oscurantismo en las prácticas institucionales, tanto privadas como públicas. Esto permite que éticas nefastas controlen las relaciones de poder entre corporaciones, gobiernos y ciudadanos. Así nace la idea de fomentar el whistleblowing digital desde una perspectiva local, pero conectado internacionalmente, como manera de resolver este problema estructural, presente en todas partes del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *