Cómo montar un sistema de observación ciudadana en procesos electorales

Democracy & Governance ha venido últimamente publicando diversas entradas sobre programas de buen gobierno que permitan luchar contra la corrupción, potenciar el crecimiento económico y fortalecer la participación de la sociedad civil en países en vías de desarrollo. Un artículo, Measuring and Assessing Gov 2.0, Election Monitoring, & Citizen Media, resume toda esa información en forma de breves guías para la evaluación y puesta en marcha de proyectos de participación y periodismo ciudadanos.

Entre esas guías, explican cómo montar un sistema de control electoral con una plataforma de crowdsourcing como Ushahidi, software de código abierto que, como mencionábamos aquí hace unos días, ha sido ya utilizado para diferentes fines en 132 países de todo el mundo.

La guía comienza reseñando algunos beneficios e inconvenientes de la implementación de ese sistema, para a continuación ofrecer una relación de pasos a seguir en su desarrollo:

  1. Crear una línea de tiempo que incluya los objetivos perseguidos en los diferentes puntos de marcación principales del proceso electoral y las audiencias a que se quiere llegar.
  2. Lógicamente, cuanta más información llegue a la plataforma será mejor, pero conviene fijar un objetivo principal y centrarse en filtrar la información relacionada con ese objetivo. También es conveniente dejarlo bien explicado en la sección “Acerca de” de la web.
  3. Identificar la audiencia o audiencias que se van a tener como objetivo. Esto es importante para conocer los mejores medios para llegar a este público y darles a conocer la plataforma y cómo usarla. Por ejemplo:
    • Socios de la Comunidad (véanse los pasos 4 y 5).
    • Gente en general (ver paso 6).
    • Voluntarios (ver paso 7)
  4. Establecer quiénes pueden ser nuestros aliados, grupos que quieran apoyar o aportar recursos. Esto incluirá las ONG establecidas y las organizaciones de la sociedad civil que pueden carecer de conocimientos técnicos y contactos con los activistas más jóvenes, pero que han establecido procesos para la observación de elecciones. Determinar qué grupos pueden ser los mejores para diferentes fines –educación para el voto, seguimiento del censo, promoción ciudadana, control de la corrupción…– y construir una nueva estrategia sobre las ya existentes que ayude a promocionar la campaña y hacerla más sostenible en el tiempo.
  5. Proponer una reunión con esos grupos colaboradores, así como contactar con gente del país viviendo en el extranjero para involucrar también a la diáspora. En la reunión con los grupos de apoyo determinar la naturaleza de su colaboración y otros aspectos del proyecto. Algunas cuestiones de ejemplo:
    •  ¿Se va a crear una alianza para publicar todos los informes en la misma plataforma o será suficiente con dejar claro que están compartiendo información y esfuerzos?
    • ¿Está incluida la inscripción de votantes como parte de la campaña?
    • ¿Se quieren informes previos al día de la votación sobre los delitos relacionados con las elecciones (por ejemplo, pruebas de compra de votos) o sólo los de la jornada electoral?
    • ¿Cómo se va a saber si los esfuerzos para difundir la plataforma tienen éxito o no?
  6. Llegar a tantos ciudadanos como sea posible utilizando flyers, medios locales y usuarios con influencia online, por ejemplo en redes como Twitter o Facebook. Reclutar voluntarios y formar un equipo que gestione la promoción, asignando los diferentes roles –coordinador de voluntarios, asesor técnico, equipo de verificación de estrategia, etc.– y definiendo las vías de colaboración interna –Skype, grupos de Google, etc.
  7. Fuentes de información:
    • Teléfonos móviles: Herramientas como Frontline SMS pueden servir de ayuda para recibir informes de sólo texto, vía SMS.
    • Email, Twitter, Facebook y otras redes sociles: Se puede considerar la creación de un formulario web para la recepción de informes que solicite toda la información requerida, incluyendo localización, categoría del informe y la posibilidad de adjuntar material multimedia.
    • Informes de medios y periodistas: Voluntarios del proyecto pueden rastrear los medios de comunicación en busca de información relacionada que se pueda incluir en los informes.
    • Equipos de verificación de la información: Es posible que se quieran tener equipos de verificación en el sitio, capaces de recibir las alertas de la plataforma sobre acontecimientos que suceden alrededor de sus centros de votación para poder verificar lo que está pasando. Otra vía es pedir a un medio local que sus reporteros cumplan esa función También habrá que decidir si todos los informes han de ser controlados o sólo los de las de fuentes que se puedan considerar no fiables. En México, Cuidemos el Voto decidió modificar Ushahidi para que los informes recibidos de los contribuyentes en lista blanca, por ejemplo las ONG de supervisión electoral, se publicaran de forma automática.
  8. Monitorización y evaluación:
    • Cerrando el ciclo de la información. ¿Cómo se va a mostrar a las personas que proporcionaron información que ésta se ha recibido? Establecer un sistema de comprobación en lugar de simplemente decir que la información ha sido recibida y se va a tratar de actuar en consecuencia.
    • ¿Cómo se va a actuar en consecuencia? ¿Cómo se va a utilizar la documentación digital recopilada en los tribunales? Conservar la documentación de fraude electoral que la plataforma ha recibido de manera que pueda servir para juzgar a los responsables.

La información sobre estos pasos a seguir ha sido completada con la de la guía original publicada en Movements.org.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *