¿Pueden coexistir periodistas ciudadanos y medios tradicionales?

Desde las páginas del periódico estudiantil oficial de la Universidad de Manitoba, nos acercan un interesante debate que parece estar constantemente en entredicho. Por mucho que destaquemos que el periodismo ciudadano nunca sustituirá al periodismo tradicional, sino que se constituye como un complemento de gran importancia para los grandes medios, el debate parece girar siempre alrededor de esta controversia. Por si acaso, desde PC continuamos destacando que: “nunca ha sido, ni será, un objetivo del periodismo ciudadano el sustituir a la prensa tradicional”.

Dicho esto, Ashley Gaboury se pregunta: “¿Pueden los periodistas ciudadanos y los principales medios coexistir?”.

Gaboury destaca entre las fortalezas del periodismo ciudadano su proximidad con los hecho que narra, normalmente, desde el terreno, la rapidez en la retransmisión de información y la diversidad de temas a tratar que, en muchos casos, son ignorados por los medios tradicionales. De estos medios señala como puntos fuertes su precisión, responsabilidad y el número de lectores. Ante este panorama se vuelve a preguntar:

“¿Por qué no coexisten los dos, trabajando juntos para complementar entre sí sus puntos fuertes y débiles?”.

En la actualidad, los periodistas ciudadanos nos han dejado destacados ejemplo de su eficacia, como sucedió durante los incendios forestales de California en 2007. Thomas Hollihan, profesor de medios de comunicación en la Escuela de Comunicación Annenberg de la Universidad del Sur de California declaraba en Readwriteweb:

“La verdadera contribución de los periodistas ciudadanos en un suceso como (los incendios forestales de California), en donde zonas enteras de tierra eran inaccesibles y las zonas de mayor peligro cambiaban constantemente, consiste en tener más ojos sobre el terreno”.

En agosto de 2008, tras las explosiones masivas de propano en Toronto, el reportero Bill Dunphy examinó cómo habían informado del tema los medios de comunicación locales y los periodistas ciudadanos. Dunphy destacó cómo los periodistas ciudadanos fueron capaces de obtener más información, imágenes y vídeo más rápido que los medios de comunicación tradicionales, aunque, cometiendo más errores que los medios tradicionales.

Imagen de previsualización de YouTube

“Los periodistas ciudadanos, no deben ser vistos como un sustituto del periodismo convencional, o viceversa”, afirma Gaboury. Un nuevo ejemplo de esta posibilidad de colaboración para la mejora de la información general lo tenemos en las revueltas del mundo árabe y la cobertura ofrecida por Al Jazeera, incluyendo novedades como “The Stream”.

Rebecca MacKinnon, catedrática adjunta de Periodismo y Medios de Comunicación en la Universidad de Hong Kong, y co-fundadora de Global Voices, afirmaba en declaraciones a la Universidad de Wisconsin-Madison, que la llamada guerra entre los bloggers y los periodistas tradicionales es un “juego de suma cero.” “Los dos pueden coexistir “. “Los blogs son realmente una conversación sobre los acontecimientos y hechos acerca de lo que los periodistas están contando.”

Es decir que, en lugar de ver el periodismo ciudadano como un sustituto o un adversario del periodismo tradicional, deberíamos contemplar qué puede aportar al actual panorama informativo para mejorar nuestra información y ampliar nuestra visión del mundo y de lo que pasa alrededor.

Vía/ The Manitoban

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *