Armand Mattelart: ‘Un mundo vigilado’

El sociólogo belga Armand Mattelart ha presentado su libro ‘Un mundo vigilado’ en Málaga, invitado por la Cátedra Unesco de Comunicación de la Universidad de Málaga, dentro de los actos del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Mattelart destaca el ‘periodismo ciudadano’ como “un fenómeno muy interesante”, pero no hay que pensar que se trata de una especie de fórmula mágica:

No hay que tomarlo como un absoluto. Es una alternativa. Si no, uno piensa que la tecnología va arreglar el problema y el problema de la conciencia política no es la tecnología, es todo el conjunto de toma de conciencia.

El desafío al que se enfrenta la democracia hoy en día según Mattelart pasa por la revisión de los modelos de comunicación que acaban reduciendo la libertad informativa de los periodistas, algo que en nuestra opinión, explica el actual éxito del periodismo ciudadano:

El proceso de concentración hace que cada vez más los medios formen parte de la reproducción de las estructuras de poder y los periodistas incluso lo sienten así. Por censura o por autocensura no pueden desarrollar su propia capacidad de imaginación social. Pero el problema de los medios es un problema de la sociedad entera, de los ciudadanos que son informados.

Internet es un elemento más en este proceso de democratización de los medios, pero no basta.

No retomo toda esta ideología profética de que la solución está en las nuevas tecnologías. Internet es un actor de esta nueva situación.

Por ejemplo, las redes sociales son interesantes como elementos de sociabilidad, pero a la vez tienen otra vertiente, que enlaza con el seguimiento de los ciudadanos.

Un mundo vigiladoEsta metáfora de la sociedad vigilada que nos plantea Mattelart en su nuevo libro (editado en Francia en 2007), plantea una situación que comenzó a raíz de los atentados del 11-S y que ha dado paso a lo que denomina como la ‘sociedad de la sospecha’.

El problema es que antes estar fichado era un signo de delincuencia y hoy no estar fichado es sospechoso. Usted está fichado por la salud, la educación… todos los sectores de la vida. Vivimos un nuevo arte de gobernar basado en el seguimiento de las personas.

Según el autor “la mayor parte de la Humanidad tendrá acceso a la tecnología para tenerla vigilada”,una situación que se acentúa en el contexto de la actual crisis económica:

La crisis está aumentando el desarrollo de las tecnologías de vigilancia: los test de ADN, las cámaras de vigilancia… todo para controlar a las muchedumbres contestatarias. Porque la crisis actual no es sólo financiera, es la caída de un modelo tóxico de relaciones sociales.

Vía/ Diario Sur. Foto: Carlos Moret