Censura 2.0 en China: un estudio de Rebecca MacKinnon

Rebecca MacKinnon, Profesora de Periodismo y Medios de Comunicación en la Universidad de Hong Kong, y co-fundadora de Global Voices, publica un interesante estudio sobre la censura china en internet. Un trabajo realizado tras consultar a periodistas chinos, bloggers y expertos en medios de comunicación y analizar blogs, foros, sitios Web de disidentes en el exterior, y los principales sitios de noticias chinos como Sina.com, sohu.com y xinhuanet.com, el sitio web oficial del Gobierno, así como sitios de noticias en chino en el extranjero, como el sitio web chino del Financial Times , la BBC, Reuters china, y el Wall Street Journal chino.

El estudio muestra cómo las empresas de Internet chinas censuran los contenidos generados por los usuarios, generalmente para eliminarlos o impedir su publicación. Las conclusiones de la investigación también rebelan que “una gran cantidad de material políticamente sensible sobrevive en la blogosfera china y que sus posibilidades de supervivencia pueden, probablemente, ser mejoradas con conocimiento y estrategia”.

En esta línea de ampliar el conocimiento sobre la situación que padecen muchos bloggers en el mundo, Rebecca aporta este trabajo para ayudar a la labor de los activistas que trabajan por una mayor libertad de expresión, no sólo en China, sino en todo el mundo.

El estudio concluye arrojando un poco de esperanza ya que según los datos recopilados: Las acciones individuales, los valores e ideas, así como los nuevos medios de comunicación, mejorarán la situación de los ciudadanos chinos, en la medida en la que sean capaces de comprometerse con un discurso público informado. En la otra cara de la moneda, las empresas privadas colaboran con el gobierno para amordazar a los demás por diversos motivos: interés propio, conveniencia, o incluso patriotismo.

La necesidad de investigar y proteger la libertad de expresión en lugares tan represivos como China se agudiza ante noticias como la que nos acerca un informe de China Press, según el cual China creará una lista negra de periodistas que violen sus reglas de información. Dongdong Li, subdirector de la Administración General de Prensa y Publicaciones, justifica la medida afirmando que tratan de “evitar la presentación de informes falsos”.

Las medidas no se aplican a los periodistas extranjeros en China, que están reguladas por el Ministerio de Relaciones Exteriores. Los ciudadanos chinos tienen prohibido trabajar como periodistas para los medios de comunicación y organizaciones extranjeras.

Li Datong, ex editor de China Youth Daily, tuvo que dejar su trabajo por criticar la censura, Li declaraba que esta medida es una forma encubierta de censura y que el objetivo real es controlar la publicación de periodistas e informadores.

Vía/ chinapost.com.tw, guardian.co.uk, uic.edu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *