“Journalism After Snowden”: Cómo será el periodismo tras la era Snowden #libro

Las revelaciones de Edward Snowden, exinformático de la CIA y de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), han cambiado, no solo la percepción del mundo en el que vivimos, sino también del periodismo. Los documentos aportados por Snowden sobre las labores de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, han hecho temblar los cimientos de la prensa libre y del mundo, tal como lo conocíamos hasta el momento.

A partir de estas revelaciones filtradas en 2013, cuestiones como la privacidad de nuestras comunicaciones, o la necesidad de proteger el periodismo de investigación, se han vuelto cuestiones de especial relevancia. Journalism After Snowden: The Future of the Free Press in the Surveillance State, (El Periodismo Después de Snowden: El Futuro de la Prensa Libre en la Era de la Vigilancia”), es un interesante trabajo editado por la periodistas y directora del Tow Centre for Digital Journalism,(@TowCenter), Emily Bell, (@emilybell) y el profesor y miembro del TowCenter, Taylor Owen, (@taylor_owen). Columbia University Press, es la encargada de publicar este trabajo en el que se plantea un interesante debate sobre el futuro de la prensa libre en un mundo hipervigilado.


Las revelaciones de Snowden ya han inspirado documentales como el oscarizado Citizenfour”, el también documental Haystack o “Snowden, the movie”, una película dirigida por Oliver Stone, basada en dos libros, The Snowden Files, de Luke Harding y Time of the Octopus, de Anatoly Kucherena, abogado de Snowden.

¿Cómo proteger el anonimato de las fuentes consultadas en el periodismo de investigación en un momento en el que no podemos porteger ni nuestras propias comunicaciones?. ¿Cual es el futuro del periodismo de investigación en este entorno de hipervigilancia?, son algunos de los temas que se abordan en este trabajo y que vuelven a introducir una reflexión especialmente interesante sobre la que Snowden ya nos advertía en el prólogo al libro de Marta Peirano, (@minipetite), “El pequeño libro rojo del activista en la red”:

cada vez que un aparato de vigilancia masiva se pueda usar para monitorizar todos los encuentros «no autorizados» entre un reportero de investigación y su fuente, la prensa libre se tambaleará.

El libro cuenta con las colaboraciones de algunos de los principales involucrados en la denuncia de las filtraciones de Snowden, entre los que se incluyen Alan Rusbridger, (@arusbridger), ex editor en jefe de The Guardian; Jill Abramson,(@JillAbramson), ex editora ejecutiva del New York Times o el propio Snowden al que entrevista Emily Bell. Además, se incluye un ensayo del periodista Glenn Greenwald, (@ggreenwald), así como las contribuciones del escritor, profesor y experto en tecnología e Internet,  Clay Shirky, (@cshirky), el jurista Cass Sunstein, (@CassSunstein) o la periodista Julia Angwin; (@JuliaAngwin).

“Journalism After Snowden”, es una lectura esencial para ciudadanos, periodistas y académicos en busca de perspectivas sobre la necesidad y las amenazas contra el periodismo de investigación en una época de mayor vigilancia”. Así lo destaca la presentación de este libro.

Cómo proteger nuestras fuentes, buenas prácticas en seguridad digital, los derechos legales de los periodistas, el acceso a datos clasificados, o el impacto de la política en Internet y de las telecomunicaciones en el periodismo, son otras de las cuestiones que se abordan. Un libro interesante a la hora de comprender en qué contexto nos encontramos a la hora de proteger la libertad de prensa y en último término, la demoracia en la que se sustenta.

Si te interesa puedes echarle un vistazo a este artículo del Nieman Reports.