Vídeos ciudadanos documentan la brutalidad policial en USA

Los vídeos e imágenes de la muerte de dos hombre negros en Estados Unidos, difundidos specialmente a través de Facebook y Twitter, han pasado a convertirse en dos nuevos ejemplos del poder del periodismo ciudadano.

Combatir la violencia policial, denunciar la violación de derechos humanos fundamentales, así como proteger la libertad de expresión, son pilares que han consolidado este fenómeno que ya en 2008 definían expertos como Jay Rosen. Los vídeos y testimonios de la ejecución de estos dos jóvenes negros, en tan solo dos días, nos permite acceder a la realidad silenciada por los grandes medios, sobre la verdadera situación que se vive en Estados Unidos frente a un problema tan destacado como el de la segregación racial.

Philando Castile, era un joven afroamericano de 32 años de Falcon Heights (Minnesota), que fallecía la noche del pasado miércoles a consecuencia de los disparos efectuados por un agente de policía que lo habían detenido porque, según señala en un impactante vídeo su novia, su vehículo tenía un faro trasero roto.

En la cuenta en Twitter de Almudena Ariza, (), reportera de TVE y Corresponsal en Nueva York, podíamos acceder al vídeo de la muerte de Castile y al conmovedor testimonio de su novia, todavía dentro del vehículo y en presencia de los policías que ejecutaron 4 disparos, mientras Castile buscaba su documentación. (Recuerda antes de ver este vídeo que puede herir tu sensibilidad):

Alton Sterling, un hombre de 37 años que vendía CDs delante de un supermercado en Baton Rouge, Luisiana, murió a manos de dos agentes que le dispararon cuando ya había sido reducido. En Twitter puedes encontrar gran cantidad de imágenes e información sobre

La propia reportera, Almudena Ariza, destacaba la indignación social provocada por la aparición de un segundo vídeo, más claro todavía, en el que nos convertimos en testigos presenciales de esta ejecución policial. Estos son dos de los vídeos más polémicos sobre el homicidio de Sterling. (Antes de ver estas imágenes recuerda que puden herir tu sensibilidad.)

Al igual que sucedió con la muerte del joven Michael Brown a manos de un agente de policía en Ferguson, un suburbio de la ciudad de San Luis, Misouri, el periodismo ciudadano ha adquirido un gran valor como herramienta de denuncia social. Su capacidad de aportar, casi en tiempo real, documentos de gran valor informativo sobre acontecimientos que hasta el momento permanecían silenciados, ha convertido este fenómeno en una valiosa herramienta en favor del periodismo y de la defensa de los derechos humanos.

Las protestas por estos dos asesinatos no se han hecho esperar, poniendo de manifiesto la brutalidad policial que viven muchos de los estadounidenses, hoy en día y la capacidad de este fenómeno para visibilizar acontemientos de gran calado social.

Al igual que sucedió en su día, expertos en el mundo de la tecnología, la comunicación y las redes sociales, han ensalzado el valor del periodismo ciudadano  y de redes sociales como Facebook, para ofrecer documentación que permita luchar contra la impunidad de actos como estos, especialmente teniendo en cuenta el gran respaldo con el que puede contar la policia frente a la población negra.

Dan Gillmor, @dangillmor, profesor y periodista, considerado el “padre del periodismo ciudadano”, y el también periodista y experto en tecnología y nuevos medios, Mathew Ingram, (@mathewi), destacaban las revueltas de Ferguson, señalando el poder de la información ciudadana. Ingram destaca especialmente, desde GigaOm, el valor del contenido ciudadano difundido a través de las redes sociales, como herramienta de “control sobre el poder administrativo”. Ingram destacaba la rotunda defensa del periodismo ciudadano del juez de la Corte de Apelaciones, Kermit Lipez, como un fenómeno que “debe ser protegido por la Primera Enmienda”,

Jay Rosen, blogger, profesor de periodismo en la Universidad de Nueva York, miembro del Consejo Consultivo de la Online Media Legal Network (OMLN), experto en nuevos medios de comunicación y autor de la definición de Periodismo Ciudadano más difundida, se sumaba a las reivindicaciones estos días. Con motivo de los vídeos e imágenes difundidos volvía a destacar el valor del periodismo ciudadano:

Al igual que Rosen, numerosos intelectuales y medios de comunicación señalaban el valor de los documentos difundidos, especialmente a través de Facebook, por su capacidad para ofrecer datos precisos y acercarnos con mayor fiabilidad a la reconstrucción de lo sucedido:

AltonSterling, se convertía en el fallecido número 558 a manos de la policía en EEUU en el 2016:

Imagen Portada: Susan Melkisethian en Flickr bajo licencia CC