El #Periodismociudadano crucial para estar informado sobre lo que sucede en #Syria

Tratar de entender el valor del periodismo ciudadano es hablar de la guerra en Siria. Este es tal vez, uno de los casos más significativos de cómo la ciudadanía se puede convertir en una fuente de crucial importancia a la hora de informar desde lugares especialmente peligrosos, cuyo acceso se ha vuelto imposible para la prensa profesional.

En PC os hablamos de un gran número de iniciativas orientadas a informar del que ya es uno de los “países más peligroso del mundo” para los periodistas. Si la semana pasada nuestra compañera Elisa Moreno nos hablaba de la plataforma Raqqa Is Being Slaughtered Silently, (@Raqqa_SL), hoy queremos acercaros la historia del Hadath Media Center, (@HadathMC) y de los Local Coordination Committees. Hadath Media Center es un sitio multimedia, asentado en redes sociales tan populares como Facebook y Twitter, dedicado a agregar fotos y vídeos ciudadanos de la guerra en Siria.

En PC os hemos hablado también del destacado trabajo de la periodista Zaina Erhaim, (@ZainaErhaim), coordinadora del Instite of War and Peace Reporting, (@IWPR), y cofundadora de los Local Coordination Committee en Siria. Actualmente ha sido nominada a los premios del Index on Censorship’s Freedom of Expression, (el Índice de Censura a la Libertad de Expresión), en la categoría dedicada al periodismo.

siria fotoEl Hadath Media Center, fue creado por Malek Blacktoviche, (@SyrianDeveloper), en colaboración con otros tres periodistas ciudadanos. Este programador de software de Alepo, la capital comercial de Siria y la ciudad más grande y tal vez más peligrosa del país, decidió “documentar la destrucción de Siria, convencido de que iba a ayudar a terminar con el régimen de Assad”. Así nos lo cuentan desde Global Journalist.

El objetivo de la creación de este medio ciudadano partía de la necesidad de abordar la exclusión de los corresponsales extranjeros en la región, que pudieran dar testimonio de esta terrible guerra. Frente a este vacío informativo, los periodistas ciudadanos han estado documentando este conflicto, especialmente a raíz del estallido de la contienda en 2011.

Blacktoviche, es el seudónimo que utiliza este activista para preservar su identidad en esta entrevista en la que habla del poder de los teléfonos móviles para documentar el conflicto:

Blacktoviche es sólo uno de los miles de sirios que alzaron sus teléfonos inteligentes y que usaron los medios sociales para documentar un conflicto que de otro modo podría haber permanecido oculto al mundo.

En 2012, cuando se intensificó el conflicto y Alepo se convirtió en un campo de batalla, Blacktoviche decidió dejar su trabajo y cubrir el conflicto.

Mi papel era sostener la cámara y documentar todo lo que pasaba.

En 2012 fue detenido por la shabiha, la milicia pro-Assad, fue torturado y retenido durante días en la principal prisión de Alepo. Aún así, Blacktoviche señala que ni eso le detuvo y al poco tiempo siguío documentando la guerra. El proyecto llegó a un momento complicado en menos de un año, después de que dos de las oficinas de Hadath fueron alcanzados por las bombas de Assad.

No pudimos pagar el costo de los nuevos [equipos], señaló Blacktoviche. Además, como no estábamos cobrando por nuestro trabajo, no podríamos continuar porque necesitamos dinero […].

Aún así, encontraron otros canales de distribución de la información de los periodismo ciudadano como los Comités de Coordinación Local de Siria, o Local Coordination Committees, LCCSy, (@LccSy). Estos Comités de Coordinación Locales han jugado un papel fundamental en la verificación de la información siendo particularmente activos en redes sociales. Cubren diferentes áreas y ciudades y proporcionan información actualizada sobre las batallas y las condiciones del terreno en su región, resultando de un valor incalculable para comprobar si un incidente mostrado en un vídeo ocurrió efectivamente allí.

En PC os hablamos del “Premio ciberciudadano”que la organización RSF otorgó en 2012 en reconocimiento a la labor desarrollada por los “Centros de Medios de Comunicación de los Comités de Coordinación Local de Siria” (LCC Siria). Precisamente este premio destacaba la labor de estos centro en un contexto en el que periodistas ciudadanos y blogueros se han convertido en los principales informadores de lo que sucede en el país y por ello son “amenazados y detenidos por el gobierno”. Estos comités se han convertido en el “único medio de mantener informado al mundo sobre la violencia que sacude al país. Los LCC Se han extendido a la mayor parte de los pueblos y ciudades del país”.

El grupo cuenta con una extensa red de informadores que organizan eventos y distribuyen noticias incluyendo el mantenimiento de una base de datos de los fallecidos durante la guerra. Su trabajo se ha convertido enejemplo de la importancia del periodismo ciudadano en situaciónes de guerra o conflicto armado. Como señala Blacktoviche, este es un fenómeno imparable que ha permitido visibilizar la dureza de la guerra en Siria:

Gracias al uso de nuestros teléfonos móviles y cámaras pudimos demostrar la desagradable verdad de este dictador y hemos sido capaces de transmitir nuestra voz al mundo entero.

Imagen Portada: Freedom House