3 miradas sobre el activismo y los derechos humanos: @Amel_Fahmy, @corintxt y @mranti

Fahmyl Faife Anti

Redes sociales, telefónos inteligentes y participación ciudadana se han convertido en instrumentos imprescindibles para luchar contra la censura y defender la libertad de expresión. Activistas, blogueros, periodistas ciudadanos nos ofrecen a diario nuevos ejemplos de cómo utilizar la tecnología para defender la libertad de expresión y los derechos humanos. Estas son tres miradas representativas de esta realidad a la que nos acercan tres destacados activistas sobre su experiencia.

Amel Fahmyl, (@Amel_Fahmy), es antropóloga de profesión y cofundadora de HarassMap, (@harassmap), una iniciativa que promueve la participación ciudadana a través de esta herramienta para denunciar las violaciones y el acoso sexual Egipto.

Como ella misma nos explicabaHarassMap  es una de las primeras iniciativas independientes de Egipto para trabajar contra el acoso sexual. Se trata de una herramienta de código abierto que utiliza el Crowdsourcing para recopilar datos sobre este tipo de violencia que posteriormente se plasman en un mapa.  De fomra sencilla esta iniciativa permite a la gente generar información sobre incidentes de acoso sexual que han visto cómo testigos o víctimas que han experimentado acoso sexual, también  pueden usar Google Map para saber qué es lo que ocurre y ver en el mapa los diferentes incidentes que están pasando a lo largo de Egipto sobre acoso sexual.

Iniciativas de este tipo están contribuyendo a romper ideas preconcebidas, falsos mitos y encontrar soluciones, un tema sobre el que Fahmyl destacaba:

Suceden en lugares muy concurridos, a mediodía y a diferentes tipos de mujeres, con diferentes formas de vestir, desde mujeres completamente cubiertas, mujeres que visten más moderno, las chicas que salen de trabajar o del colegio; el viejo mito sobre el acoso sexual, es erróneo y no representa en realidad lo que está pasando en el país.

Corin Faife, (), es el director técnico de Radar, (), una organización de defensa de los Derechos Humanos con sede en el Reino Unido, que ha encontrado en la telefonía móvil una herramienta especialmente valiosa para empoderar a la ciudadanía y fomentar el periodismo ciudadano a través del periodismo hiperlocal.

En entrevista con PC Faife destacaba la necesidad de contar con la colaboración de los ciudadanos especialmente en lugares cuya idiosincrasia no conocemos bien, es en estos contextos en donde los periodistas ciudadanos se vuelven especialmente valiosos como ya han demostrado a través de su trabajo en crisis humanitarias como la del ébola. Ante esta situación es importante valorar la posibilidad de contar con este tipo de informadores ya que “un equipo profesional de noticias no tiene un profundo conocimiento local en esas áreas”.

Faife nos habla de la visión de esta organización que trabaja para descentralizar la información llevando noticias de la periferia hasta la portada de la prensa internacional: “Toda la idea gira entorno a empoderar a la gente para que cuenten historias”.

Este empoderamiento pasa por la formación de periodistas ciudadanos capacitados para informar con veracidad, algo que establece una seña de identidad de esta organización:

Lo que nosotros hacemos nos diferencia de otras organizaciones de periodismo ciudadano. No recibimos entregas abiertas de cualquiera, solo recibimos entregas de gente a la que previamente hemos entrenado por lo que tenemos una relación con ellos y podemos comprender su postura.

Jing Zhao, más conocido por su seudónimo Michael Anti, (@mranti), es un destacado periodista chino, blogger político, innovador en medios y una figura clave en el nuevo periodismo en China.

Su trabajo en favor de la libertad de prensa se dio especialmente a conocer cuando Microsoft eliminó su blog a finales de 2005. Su caso fue noticia en todo el mundo y ello ha contribuido a los debates actuales sobre el papel de las empresas occidentales en el sistema de censura de China.

En conversación con PC Anti nos hablaba de la dura situación que periodistas y ciudadanos viven en China, un país en donde la libertad de expresión está seriamente atenazada. Sin embargo, esta no es una situación que afecte únicamente a este país sino que el periodismo atraviesa una crisis a nivel global que pone de manifiesto la necesidad de continuar diseñando nuevos modelos para el periodismo en la actualidad.

A decir la verdad, la industria del periodismo es como el Titanic, siempre está cayendo o agonizando, es lo que recibimos, la fantasía de esto, el periodismo tradicional no está agonizando, creo que está obsoleto. Solo cuando reconoces, que esto es un hecho y sigues manteniendo el compromiso con el periodismo, eres un periodista real, porque aunque el mundo cambie, Internet cambie o la tecnología cambie, la gente sigue necesitando reportajes de investigación, comprobar a través de los líderes de opinión, que siguen necesitando noticias verdaderas, pero cómo crear un vehículo para crear este tipo de cosas, esto es algo en lo que estamos trabajando.