3 miradas sobre la libertad de expresión: @LaClau @madbair @Virginiapalonso

en Femenino

A lo largo del año son numerosas las iniciativas de las que os hemos hablado destinadas a fomentar y proteger la libertad de expresión, utilizando la tecnología como instrumento.

Virginia Pérez Alonso, (@Virginiapalonso), es la Presidenta de la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información, () y Adjunta al Director en El Mundo (@elmundoes). El trabajo de esta plataforma destaca especialmente por los esfuerzos realizados para luchar en favor de la defensa de la libertad de expresión, especialmente informando sobre cuestiones como las leyes aprobadas en nuestro país con el fin de “criminalizar Internet”. En entrevista con PC P. Alonso destacaba como algunas de las mas restrictivas:

Prácticamente todas las iniciativas legislativas aprobadas en los últimos meses tienen ese común denominador: desde la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana (más conocida como Ley Mordaza), a la doble reforma del Código Penal, pasando por la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Este tipo de medidas han llevado a una persecución desmesurada de profesionales como el fotógrafo Antonio Navia detenido por negarse a borrar una foto mientras cubría la manifestación del primer aniversario del 15M. Alonso destacaba otros casos similares y el peligro de la aprobación de este tipo de leyes como un atentado directo contra la libertad de expresión:

En poco tiempo hemos visto también cómo el periodista Jaime Alekos, (@JaimeAlekos), era detenido mientras hacía su trabajo y luego acusado de desobediencia, resistencia y atentado a agentes de la autoridad, aunque desde el principio se identificó como periodista. O cómo la reportera Alicia Armesto (@alitwittt) recibía una citación judicial para declarar en un juicio de faltas tras publicar un material informativo sobre un desahucio, desobedeciendo la instrucción que le había dado un policía. Es intolerable que en un país que se precia democrático se produzca este veto a la tarea de los informadores. Y las nuevas leyes abren la veda en este sentido.

Con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa el , lanzaba una herramienta para visibilizar y monitorizar las detenciones y juicios contra periodistas o activistas en España, que también puede ser de interés para cualquier ciudadano que sea testigo o sufra en sus propias carnes una amenaza o un intento de coartar su libertad de información (en coberturas de desahucios, manifestaciones o cualquier otra circunstancia informativa). Las incidencias se transmiten a través de Twitter usando la combinación de las hashtags: “ ” o “ ”.

The WITNESS Media Lab  es otra de las iniciativas de la que os hemos hablado recientemente. Con este laboratorio Witness, (), quiere ampliar su campo de actuación iniciado a principios de 1990 por el músico Peter Gabriel. Su objetivo es generar una mayor conciencia social denunciando la violación de derechos humanos a través del vídeo.

Como destacaba Virginia Pérez Alonso, la entrada en vigor de la Ley Mordaza criminaliza no solo la Red, sino la posibilidad de documentar abusos policiales. Publicar fotos de policías puede considerarse delito si estas suponen un “peligro para su seguridad personal o familiar”, (según el artículo 36.26), un concepto muy ambiguo y abierto a múltiples interpretaciones. Frente a esta situación Bair nos ofrece un listado de consejos útiles, ademas de una serie de recursos para ayudar a activistas a grabar abusos de manera más segura y eficaz que puedes consultar en el sitio web de WITNESS.

En entrevista con PC Madeleine Bair, (@madbair ), directora de WITNESS Media Lab, nos hablaba de cómo el periodismo ciudadano se ha convertido en una herramienta clave para defender la libertad de expresión y los derechos humanos dando visibilidad a situaciones que, hasta el momento, no habían podido sacarse a la luz:

Creo que el periodismo ciudadano nos da la oportunidad de hacer reportajes aún más verdaderos y representativos de experiencias de comunidades diversas, porque tenemos más información que nunca, de más lugares y perspectivas. Por ejemplo, uno de los asuntos en el que nos hemos enfocado es la violencia policial–en los Estados Unidos y por todo el mundo. Históricamente por todo el mundo, cuando una policía mata a un civil y dice que fue por motivo de autodefensa, no había muchas evidencias sólidas para contradecir el reporte oficial. Ahora, las grabaciones del público nos dan una gran herramienta para verificar los hechos, y en los EEUU, tanto como en países alrededor del mundo, muchas veces nos dan evidencias que contrastan con los informes que nos daban las fuentes oficiales. Entonces, cuando hablo de verificación, quiero aclarar que el periodismo ciudadano sí ofrece el riesgo de usar información falsa, pero también ofrece una solución para verificar la información falsa, limitada, o prejuiciada, ofrecida por otras fuentes.

Bair nos ofrece algunas claves fundamentales para verificar contenido, además de algunos enlaces de interés así como una guía de verificación en español.

Otra iniciativa de interés de la que también os hemos hablado es Mujeres Construyendo, (@MConstruyendo), la comunidad de blogueras, más importante de América Latina y los países en los que se habla español. Su objetivo es promover el uso de internet entre las mujeres, específicamente de los blogs, para contribuir a la disminución de la brecha digital.

En entrevista con su fundadora Claudia Calvin, (@LaClau), nos hablaba de la precaria situación que todavía ocupa la mujer como productoras de información en línea:

En materia de producción de contenidos en internet, las mujeres que hablamos español…andamos MUY mal. Si bien somos las principales usuarias de redes sociales, ello no es un reflejo del contenido generado por nosotras. Los blogs (y los vlogs)  siguen siendo un ejemplo de ello. Las blogueras en la blogósfera de habla inglesa siguen siendo la mayoría (más del 60% dependiendo del año), mientras que las de la blogósfera en español no rebasamos el 35%. Si somos la mitad de la población, o el 51% como en el caso de México, deberíamos generar por lo menos la mitad de los contenidos ¿no?

Por extraño que pueda parecer, el trabajo de esta plataforma contribuye a visibilizar una situación que parece que ya habíamos superado pero en la que todavía debemos seguir trabajando:

el acceso a la información y a la comunicación, si bien es un derecho, no es una realidad para la mayoría de la población en el planeta y para las mujeres esta brecha es aún mayor. Debemos generar contextos que permitan que las mujeres se expresen, tengan los medios para hacerlo, que su palabra sea respetada y no se les castigue por expresarse.