10 recursos fundamentales para el periodismo de filtraciones

El “periodismo de filtraciones” inaugurado por Julian Assange a través de Wikileaks  y posteriormente por otras personalidades como Edward Snowden, Manning o Hervé Falciani y su “, nos puso sobre aviso de la necesidad de proteger la seguridad de nuestras comunicaciones.

Especialmente significativo ha sido el caso de Edward Snowden, exinformático de la CIA y de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), al destapar una de las mayores redes de espionaje del mundo, poniendo también de manifiesto la necesidad de proteger el anonimato de nuestras fuentes, especialmente en el ámbito del periodismo de investigación.

Recientemente el Comité de Protección de Periodistas, (CPJ) y el Comité de Reporteros por la Libertad de Prensa, (@rcfp), presentaban una carta conjunta a la ONU solicitando la protección de las comunicaciones de aquellos periodistas de investigación que utilicen lenguaje encriptado para salvaguardar el anonimato de sus fuentes. Desde el CPJ señalaban con claridad:

“para que los periodistas puedan trabajar con seguridad deben ser capaces de protegerse a sí mismos y a sus fuentes, por lo que el cifrado es una herramienta vital”.

Considerando esta necesidad de proteger el periodismo de filtraciones os acercamos 10 recursos útiles a tener en cuenta:

Plataformas para la filtración segura de información:

1-En nuestro país contamos con Fíltrala, un proyecto para realizar filtraciones a la prensa, concebida como una herramienta en favor del periodismo participativo. Cualquier persona puede enviar de manera segura y  anónima contenido. El proceso de envío está pensado para ser seguro a la vez que simple. Basta con utilizar el Navegador Tor para acceder a Filtrala.org de forma anónima.

“La verdad es un derecho humano, Fíltrala, es el lema que podemos encontrar en la página de esta plataforma independiente de denuncia ciudadana.

2-La plataforma de activistas X.net, (@X_net), miembro de la fundación de la red PILA (Plataforma Internacional de denuncia ciudadana), centrada en la lucha contra la corrupción a nivel global, pone a diposición de quien tenga información relevante el BuzónX, para poder filtrar contenido que será analizado y estudiado por periodistas, abogados, auditores y personas competentes.

Si tienes información clave sobre casos de corrupción que crees que puede ser útil para denunciar jurídica y/o mediáticamente, ponen a tu disposición un equipo de periodistas y juristas, en colaboración con la experiencia de la Comisión Anticorrupción del Partido X y los mecanismos para poderla filtrar de manera segura a través de nuestro buzón seguro y anónimo.

Xnet es un grupo de activistas que trabajan desde 2008 en diferentes campos relacionados con la democracia en red (mecanismos de participación y control ciudadano del poder y las instituciones); la defensa de un Internet libre y neutral; la libre circulación de la cultura, el conocimiento y la información y la defensa del periodismo ciudadano por el derecho a saber, informar y estar informados; la lucha legal, técnica y comunicativa contra la corrupción; y la tecnopolitica entendida como la práctica y la acción en Red para el empoderamiento, la justicia y la transformación social.

Herramientas para la filtración segura de contenidos:

3- Twister es la primera red social descentralizada con la que tratar de hacer frente a los problemas relacionados con la censura y el espionaje. Su creador, Miguel Freitas, ingeniero y programador brasileño, decidió ponerla en marcha a raíz de las revelaciones de Snowden.

Este servicio de microblogging peer-to-peer permite que los usuarios se conectan directamente, sin la necesidad de un servidor central. Sus características hacen hincapié en la necesidad de fomentar la libertad de epresión en la Red y poner de manifiesto las posibilidades de control y censura que se ocultan tras el uso de redes sociales que transmiten una apariencia de neutralidad y transparencia.

4- Trsst, es una plataforma de microblogging “cifrada, anónima y descentralizada”, que también surgió tras las revelaciones de Edward Snowden sobre el espionaje en la Red del gobierno de Estados Unidos. Como señalan en su web esta plataforma de microblogging seguro:

“Se ve y se comporta como Twitter pero está construida para la Red abierta: cifrada, anónima y descentralizada; y sólo tú guardas las claves.”

5- SecureDrop, es un sistema de código abierto del que os hemos hablado en PC, que permite presentar todo tipo de denuncias a los medios de comunicación, de forma segura, para que los denunciantes permanezcan en el anonimato.

Libros para entender este fenómeno:

6-El pequeño libro rojo del activista en la red, es el título del libro de Marta Peirano, (@minipetite), escritora y periodista, Jefa de Cultura de eldiario.es. Con este trabajo Peirano parece continuar la labor iniciada en 2011 con la publicación de The Cryptoparty Handbook, un manual para mantener la intimidad y proteger las comunicaciones en el Cyberespacio. Este nuevo trabajo es también “un recurso esencial para asegurar que aquellos que recogen, analizan y transmiten información a la sociedad puedan proteger, no solo su trabajo, sino también –y por encima de todo– a sus fuentes”.

En el prólogo de esta manual Snowden hace referencia a la necesidad de proteger las comunicaciones para velar así por la imparcialidad del periodismo de investigación:

La democracia depende de la existencia de una prensa valiente y con capacidad para realizar un periodismo de investigación, una que mide su éxito en su capacidad para exponer los abusos de la autoridad al gran público. Por eso, cada vez que un aparato de vigilancia masiva se pueda usar para monitorizar todos los encuentros «no autorizados» entre un reportero de investigación y su fuente, la prensa libre se tambaleará. Y sin la prensa libre, todas las instituciones de librepensamiento de la sociedad desaparecerán.

7- “El Cuarto Poder en red. Por un periodismo (de código) libre”, libro de Víctor Sampedro, Catedrático de Opinión Pública y Comunicación Política en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, en donde la información se convierte en un bien común, autogestionado por ciudadanos “de alta intensidad política y comunicativa”.

Puedes leer la entrevista que hicimos con Sampedro sobre este trabajo en particular, en el que hay tres activistas especialmente destacados como son: Assange, Manning y Snowden. Sampedro analiza en este trabajo el legado de WikiLeaks que considera “el primer prototipo de un medio verdaderamente global”.

Nadie como ellos impactaron antes las agendas de la prensa de referencia de todo el mundo. Pusieron al servicio de cualquier habitante del planeta la posibilidad de denunciar al poder de forma impune. No hay pruebas materiales de la filtración de Manning. Assange es un experto en encriptación, que vino a decirle al periodismo que se había transformado en relaciones públicas. Le mostró que en el siglo XXI debía colaborar con los públicos más empoderados, con mayor poderío técnico y ético, en la Red. La máxima expresión de ello son las macro-filtraciones. Si llegásemos a comprender su alcance, nos permitirían (re)escribir la Historia desde abajo. Entre todos y todas, casi en tiempo real.

8-When Google Met WikiLeaks”, es uno de los últimos trabajos publicados por Julian Assange, fundador de Wikileaks. Como no podía ser de otro modo, el libro viene cargado de polémicas y graves acusaciones contra el imperio Google y sus “supuestas” relaciones con el gobierno de EE.UU. El libro de Assange coincide curiosamente con el de la publicación de uno muy similar del ex presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, con una portada casi idéntica, titulado “How Google Works,” escrito en colaboración con Jonathan Rosenberg.

En este trabajo Julian Assange detalla la conversación mantenida con el presidente de Google, Eric Schmidt en Norfolk, Inglaterra, donde se encontraba viviendo bajo arresto domiciliario en junio de 2011. En la presentación de este libro Assange afirmaba que “Google y la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) son casi idénticas”.

Si te interesa “When Google Met WikiLeaks”, puedes leer gratuitamente el capitulo: “Censorship Is Always Cause for Celebration”, “La censura siempre es motivo de Celebración” en Truthdig.com. y oto fragmento del libro en News Week.

Documentales

9- “Citizenfour“, el documental de la cineasta y documentalista estadounidense Laura Poitras sobre las filtraciones de Edward Snowden, ha conseguido el Oscar en la 87 edición de estos galardones. En 2014  Laura Poitras  y Glenn Greenwald ganaron el Premio Pulitzer y en 2013 el premio George Polk, ambos por sus revelaciones acerca de las labores de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Este oscarizado documental pone de manifiesto la necesidad de proteger la confidencialidad de nuestras comunicaciones y del lenguaje encriptado, un elemento fundamental relacionado con el periodismo de filtraciones y con investigaciones tan relevantes como las de Glenn Greenwald y Laura Poitras, dos de las personas que tuvieron acceso completo en 2013 a los archivos del programa de vigilancia masivo revelado por Snowden.

10- “The Internet’s Own Boy” , (La historia de Aaron Swartz. El chico de Internet), es el título del documental rodado por el cineasta Brian Knappenberger, creador del documental sobre Anonymous “We Are Legion: The Story of the Hacktivists“. Knappenberger recaudó rápidamente los 75.000 dólares que necesitaba usando Kickstarter para realizar un nuevo documental sobre el programador, escritor y activista Aaron Swartz, uno de los autores de la especificación RSS, además de co-fundador de Reddit y Demand Progress, entre otros. Swartz se suicidó a los 26 años, mientras trabajaba en la creación de DeadDrop, un sistema creado para enviar documentación de forma anónima y segura, protegiendo a sus emisores de posibles represalias de las organizaciones implicadas en los contenidos filtrados.

Entre los objetivos del rodaje de este documental se encuentra el deseo de su director de realizar una investigación sobre la detención de Aaron, y sobre el juicio al que se enfrentó analizando las tácticas usadas por la fiscalía para presentar el caso en su contra y evaluar el impacto que las consecuencias de esta situación tuvieron en su vida y en el futuro del acceso a la información en Internet.

En el momento de su fallecimiento Aaron Swartz se enfrentaba a una multa de un máximo de 4 millones de dólares y a más de 50 años de prisión. El documental fue premiado en 2014 en el Festival de Sundance: Sección oficial documentales a concurso.

Imagen de portada Alexcovic bajo licencia CC.