Witness y el Festival Internacional de Cine del Sáhara (FiSahara)

El cine es también un ámbito en el que el periodismo ciudadano está mostrando gran versatilidad y el Festival Internacional de Cine del Sáhara (FiSahara), nos acerca un nuevo ejemplo de ello.

Del 29 de abril al 4 de mayo se celebrará en los campamentos de refugiados saharauis un taller de videoactivismo ofrecido por especialistas de WITNESS y otras organizaciones, como parte de la XI Edición del Festival Internacional de Cine del Sáhara (FiSahara). FiSahara pertenece a la red recientemente creada por WITNESS Video For Change Africa network.

El Festival Internacional de Cine del Sáhara (FiSahara) es una iniciativa de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara). Su objetivo es denunciar ante la comunidad internacional la situación que vive la población refugiada saharaui y llevar a cabo propuestas educativas y culturales a través del cine.

A través de este festival el cine se convierte en un altavoz para mostrar el sufrimiento de este pueblo, exiliado desde hace 38 años. Como nos cuentan en su web, este festival trata de utilizar el “cine y la comunicación para empoderar y entretener a la población refugiada”:

Además de la participación de WITNESS el taller contará con la colaboración de Mosireen Media Collective (Egipto) y Guerrilla Cinema Movement (Marruecos). El objetivo es que el colectivo saharaui de activistas pueda mejorar la calidad y el impacto de su trabajo de documentación de las violaciones de derechos humanos cometidas en el Sáhara Occidental, donde están prohibidos los medios de comunicación y las organizaciones de derechos humanos saharauis, y donde la población saharaui es detenida, agredida y encarcelada por manifestarse en la calle o abogar por su derecho a la autodeterminación. El blog de WITNESS recientemente mostró ejemplos de estos abusos policiales contra activistas.

Este años, además contarán con dos cineastas marroquíes invitados, que participarán en el taller de derechos humanos y en una mesa redonda para cineastas saharauis y marroquíes.

Uno de ellos es Nadir Bouhmouch, el primer cineasta marroquí en visitar los campamentos y cuya película Mi Makhzen y yo, sobre el Movimiento 20 de Febrero de Marruecos que formó parte de las primaveras árabes, ganó el tercer premio de FiSahara en 2013.


FiSahara cuenta también con su propia Escuela Audiovisual Abidin Kaid Saleh, creada en 2011 para ofrecer formación audiovisual todo el año y permitir el nacimiento de “la primera generación cineasta saharaui”, dotados con las herramientas necesarias para contar su historia al mundo.

Si quieres puedes apoyar este festival a través de la campaña de crowdfunding puesta en marcha para apoyar su trabajo.