La prohibición del uso de Drones ralentizará nuevas formas de periodismo

drone-1

El uso de vehículos aéreos no tripulados, (Unmanned Aerial Vehicle), mas conocidos como Drones, se ha convertido en una tendencia en aumento. En PC os hemos hablado de ello a través de numerosas iniciativas que destacan el valor de estos vehículos en el ámbito periodístico, especialmente a la hora de captar imágenes en terrenos a los que el acceso de la prensa profesional, resulta especialmente peligroso.

Tal y como destaca El Diario: la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, AESA, dependiente del Ministerio de Fomento, ha emitido una circular en la que prohíbe taxativamente “el uso de aeronaves pilotadas por control remoto con fines comerciales o  profesionales”.

La importancia de la utilización de estos  peculiares artefactos ha dado lugar al conocido como: “drone journalism”, o “periodismo drone”. Facultades de Periodismo y Comunicación de masas como la de la Universidad de Nebraska han puesto en marcha el Drone Journalism Lab. Las aplicaciones son innumerables, especialmente en el caso de desastres naturales, crisis armadas, coberturas ciudadanas o multitudinarias manifestaciones.

Todos estos avances podrían verse truncados, tal y como os hemos anticipado en PC, en donde os venimos hablando de cómo en algunos lugares se podría legislar en contra de su uso, llegando incluso a permitir que la fuerza pública derribe estos drones de un disparo.

A la espera de la aprobación de un reglamento preliminar que ponga orden a estas actividades, la Agencia de Seguridad Aérea es taxativa tal y como indican en dicha circular:

“Hasta que no esté aprobada la nueva normativa específica que regule el uso de este tipo de aparatos, AESA no puede emitir dichas autorizaciones porque carece de base legal para ello. Por tanto, utilizar drones para la realización de este tipo de trabajos con fines profesionales o comerciales sin autorización es ilegal y está sujeto a la imposición de las correspondientes sanciones”.

Esta medida no solo pone en peligro la facturación prevista para este año de las empresas que usan drones, sino que puede impedir la utilización de este tipo de vehículos en el ámbito periodístico, para captar imágenes de las numerosas manifestaciones que se producen en nuestro país.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca utilizó el hexacóptero anti-desahucios:Guerrilla Drone” para informar de todo lo sucedido durante un concierto en Elche. Guerrilla Drone es un proyecto del hacktivista catalán Lot Amorós y el objetivo de la utilización de este drone era tratar de proteger a la gente de posibles altercados, especialmente en los casos de violencia policial. La prohibición de su uso podría dejar a la ciudadanía sin una herramienta de gran valor con la que documentar este tipo de agresiones.

 

Deja un comentario

Tu email no será nunca revelado a terceros. Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*