El bloqueo de Twitter en Turquía agudiza el ingenio ciudadano #OccupyTwitter

Turquia

El poder de las redes sociales queda especialmente reflejado en la medidas de represión puestas en marcha por ciertos gobiernos como el de Turquía. El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha visto el poder de la red de microbloguing y ha decidido emprender una campaña abierta de censura contra Twitter anunciando su deseo de “erradicar” esta red, que según él se ha utilizado para difundir las numerosas acusaciones de corrupción que pesan en su contra.

Esta noticia se convierte en un caso de gran interés que nos permite comprobar la fortaleza de estas redes y de los usuarios. Esta semana se han vuelto a intensificar los esfuerzos de bloquear el acceso a Twitter después de que muchos usuarios encontraron la manera de burlar la prohibición puesta en marcha la semana pasada. Las redes sociales se han convertido en un emblema de la libertad de los ciudadanos y no es tan sencillo evitar su utilización, por eso se han empleado todo tipo de alternativas frente al bloqueo, desde: mensajes SMS, servicios de DNS, redes VPN y programas anticensura como Tor para desafiar la prohibición enviando millones de tweets.

En este gráfico sobre el uso de Tor podemos ver el aumento en el número de usurios durante la prohibición:

Desde sitios como The Hacker News nos enseñan cómo eludir la censura en Twitter para seguir informando. En un post publicado el domingo hablaban del endurecimiento de las medidas:

El Gobierno de Turquía está tratando de cerrar todas las posibles lagunas que habían permitido a los usuarios eludir la prohibición y, finalmente, hoy, las autoridades han bloqueado el servicio DNS de Google ( 8.8.8.8 y 8.8.4.4 ), sin embargo el número de tweets saltó un 138% en el últimas 24 horas y casi 2,5 millones de tweets se han publicado desde el país después de la prohibición impuesta.

Tal y como señalan  desde The Hacker News el efecto buscado por el primer ministro ha sido el contrario. Geek, también se hace eco de cómo la prohibición no sólo no ha impidido el bloqueo sino que ha tenido un efecto rebote con un aumento del 138%. La cuestión no parece quedarse ahí y los proveedores de servicios de Internet (ISP) de Turquía han reforzado la ofensiva y, tal y como informa el Guardian, actualmente los ISP han comenzado a bloquear las direcciones IP utilizadas por Twitter.

Como suele suceder en Twitter se han disparado las etiquetas destinadas a identificar toda la información relativa a esta medida de censura que rápidamente se ha posicionado con el movimiento Occupy a través de #OccupyTwitter. Otras etiquetas de interés son: #twitterisblockedinturkey, #TurkeyBlockedTwitter, #ErdoganBlocksTwitter, #dictateur.

Los proveedores de servicios de Internet en el país están bloqueando ahora las direcciones utilizadas por el sitio. Aún así el ingenio de los usuarios parece ir acompañado también del de numerosos dibujantes y caricaturistas que han encontrado en Erdogan una fuente de inspiración sin límites: