Ignacio Muro: “es en las crisis donde es esencial apoyar los cambios”

UNIR-3

“UNIR Emprende” es el nombre del programa patrocinado por la Universidad Internacional de La Rioja, UNIR, destinado a promover la innovación periodística.  Su primera convocatoria, dedicada a proyectos informativos de ambito local e hiperlocal, ha crecibido 81 proyectos colectivos de periodistas emprendedores que optan a formación o inversiones de entre 25.000 y 400.000 euros.

A finales de abril conoceremos los proyectos finalistas que recibirán la formación y las ayudas de este programa comprometido con el periodismo emprendedor.

UNIR-2Ignacio Muro Benayas es Vicepresidente de la Comisión Delegada del Instituto para la Innovación Periodística, y Profesor de periodismo en la Universidad Carlos III. En entrevista con PC, nos habla de los objetivos de esta iniciativa comprometida con la búsqueda de nuevos caminos en el ámbito de la comuniación:

PC- ¿Las épocas de crisis necesitan especialmente de los emprendedores?.

IMB- Decia Schumpetter, un economista de referencia en el siglo XX, que el capitalismo se basa en el principio de “la destrucción creativa”. O sea que tiene la innovación como parte esencial de su ADN y que solo así sale de las crisis (sus crisis) y de la destrucción de recursos que conllevan, generando una nueva generación de iniciativas más adaptadas al estado avanzado de las tecnolclogias. Eso significa que es en las crisis donde se pone en cuestión todo y es en las crisis donde es esencial apoyar los cambios. Desde nuestra modestia, nuestra fundación, el Instituto para la Innovación Periodística tiene por objeto contribuir a acelerar los cambios y la innovación en una parcela esencial de la sociedad, los medios de comunicación, es decir, contribuir a acelerar su tránsito hacia el ecosistema digital.
Como no hay innovación sin innovadores, ni nuevas iniciativas sin emprendedores, nos parecía esencial impulsar, colaborar, contribuir a un programa como éste.

PC- ¿Qué tipo de proyectos se pretende impulsar con este programa?.

IMB- La conexión con UNIR, una universidad online volcada en el entorno digital, fue esencial pues ya había puesto en marcha el programa UNIR Emprende, dedicado a emprendedores que en el curso 2012/13 había realizado la primera convocatoria destinada a emprendedores en el espacio de las industrias culturales, especialmente conectadas con actividades formativas. Convencerles para que pusieran en marcha un programa especifico para medios de comunicación fue sencillo, sobre todo cuando un grupo de comunicación, como VOCENTO, mostró su interés en colaborar.

Fue fácil también decidir qué tipo de proyectos impulsar pues, de cara al inmediato futuro, nos parecía que la innovación estaba siendo alimentada especialmente desde proyectos “de nicho”, es decir, aquellos en los que el mediador interactúa con entornos de proximidad. Ocurre que en un entorno virtual, lo próximo no es solo “lo próximo geográfico” sino también todo aquello que tiene que ver con interacción con un entorno cercano, es decir, con colectivos que comparten gustos e intereses desde una identidad cultural o una perspectiva temática.

Tampoco nos parecía que nos deberíamos centrar exclusivamente en aspectos de contenido pues hoy la creación de valor que se les pide a los nuevos proyectos debe hacer compatible la credibilidad informativa con la sostenibilidad económica. Y ello requiere extender la innovación a aspectos de negocio y tecnológicos.

PC- ¿Se valora la participación de los usuarios en estos nuevos medios de una manera especial?.

IMB- La creación de valor en este mundo es un proceso continuo. No tiene sentido que uno pretenda hacerlo todo. En el nuevo ecosistema cada uno está en permanente interacción con el entorno  ciudadano y ese entorno es parte esencial en la creación de valor. Una frase de Jeff Jarvis lo resume muy bien: “haz lo que sepas hacer y enlaza lo demás”. Ese enlazar con los demás supone reconocer que es imposible que una sola organización pueda asumir, por sí misma, la cobertura directa de los acontecimientos, con sus múltiples perspectivas y formatos, aspire a  contextualizarlos y hacerlos comprensibles para una audiencia segmentada que ya tiene sus propios espacios organizados, acostumbrada al tiempo a picar de aquí y de allá, a comentar y criticar,  imposible que una organizacicon pueda pretender hacer todo eso ella sola. Ahora, lo esencial es que cada fase del proceso parta de lo ya hecho, retomar una determinada perspectiva realizada por otro y añadirle valor, comentarla, enriquecerla.

Por eso, la tecnología, la organización empresarial, los objetivos y las miradas informativas deben partir de la interacción con los usuarios, sean ciudadanos individuales o ciudadanos organizados en comunidades. Y eso vale para la cobertura, los contextos, la distribución, el lenguaje y cualquier fase de la creación de valor. Es ahí, donde se produce la innovación periodística que es parte esencial de nuestra vocación desde el Instituto 2IP.

Deja un comentario

Tu email no será nunca revelado a terceros. Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*