The Tab, un proyecto periodístico de estudiantes que triunfa en plena crisis

the tab

Los estudiantes de periodismo Tom Jenkin y Cat Byers están viviendo “el mejor momento de su vida” gracias al proyecto periodístico en el que trabajan en la Universidad de Cambridge y triunfa en todo Reino Unido. Con su humor y sus informes hiperlocales consiguen 1.3 millones de usuarios al mes.

Este proyecto fue fundado por la Universidad de Cambridge y los estudiantes Rivlin y George Marangos-Gilks en 2009. El nombre de The Tab proviene del término “sensacionalista”, más la palabra “cantad”, una abreviatura de la palabra “cantabrigian” (palabra que significa estudiante o graduado de la Universidad de Cambridge). En 2012, estos estudiantes consiguieron expandir el proyecto gracias a una inversión de 200.000 £ de cuatro inversores que conocieron en un evento de la empresa en su universidad. Y  ahora The Tab cuenta con un equipo de 10 empleados en Londres que supervisa el trabajo y unos 1.000 voluntarios no remunerados.

Crearon este proyecto como un “antídoto” de los medios de comunicación de la Universidad, donde se pretendía hablar con los estudiantes en “su idioma”. Rivlin afirma que “todas las noticias son perfectamente válidas para publicar en la página, pero sobre todo queremos cubrir las cosas que preocupan a los estudiantes, esa es la fórmula que hemos seguido”. A diferencia de muchos proyectos estudiantiles, The Tab tiene un contenido animado y sobre todo, diseñado para compartirlo en las redes sociales.  Para tratarse de una publicación estudiantil, ha tenido un importante número de historias publicadas en los medios nacionales.

11020489795_e68076248b_z

En 2009, su año de lanzamiento, Tab Cambridge tuvo que emitir una disculpa a la corresponsal de la BBC, Lizo Mzimba, por publicar un artículo haciendo falsas acusaciones sobre su conducta mientras grababa un documental para la cadena británica. “No teníamos ni idea lo de que estábamos haciendo, aprendimos mucho, aunque obviamente fue una experiencia divertida”, cuenta Rivlin.

Rivlin cree que con el tiempo el negocio puede ser rentable, asegura que tienen unos lectores claramente definidos, así como la identidad de su trabajo, y eso es valioso para los anunciantes. Sus ingresos son publicitarios, algunos generados internamente y otros a través de la agencia W00t Media.

Su objetivo final es conseguir que el proyecto tenga una página por cada universidad del país y poco a poco poder trasladarse a otros países, pero siempre con su enfoque, el de los estudiantes.

Fuente: Frances Perraudin – The Guardian

Imagen: Clasesdeperiodismo bajo licencia Creative Commons

Deja un comentario

Tu email no será nunca revelado a terceros. Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*