Herramientas y habilidades para el periodismo en 2014

0-hhp-00

El periodismo está en pleno proceso de transformación: no solo ha cambiado el rol de la audiencia, que es mucho más activa, sino que también surgen nuevos soportes y narrativas. La función social del periodismo sigue siendo su principal fin, pero los avances del ámbito digital han hecho que evolucione la forma de contar las historias. Por eso, es importante que el periodista adquiera habilidades y maneje herramientas que se adapten a las nuevas necesidades de una de las profesiones más dinámicas.

Nuevas herramientas

La tecnología se ha ido ajustando al periodismo digital, creándose multitud de nuevas herramientas. Ante esta amplia gama de posibilidades, el periodista debe saber elegir las que realmente le sean útiles para llegar a la audiencia y conseguir un rápido impacto.

1. Búsquedas acotadas con Storyful Multisearch

Para obtener una información contrastada es interesante realizar búsquedas múltiples y completas. Esa es la función de Storyful Multisearch, que recopila datos de varias fuentes de forma rápida. Por ejemplo, para un reportaje sobre cine se puede teclear “The Golden Globes” y elegir las fuentes concretas de las que se quieren obtener noticias y contenidos (Youtube, Twitter Imágenes, Instagram, etc.).

2. Herramientas para periodistas tuiteros

Twitter es una de las redes sociales que más crecimiento ha experimentado en los últimos años, convirtiéndose en uno de los escenarios principales del periodismo ciudadano. Los profesionales son conscientes del valor que añade al periodismo la red de microblogging, por lo que cada vez hay más aplicaciones para aprovechar todas sus posibilidades. Por ejemplo, Tweetdeck es una herramienta con la que los periodistas pueden ordenar su Timeline y sus búsquedas, así como hacer un seguimiento de determinados eventos y hashtags. Otro de los puntos fuertes de Twitter es la posibilidad de crear cronologías sobre lo que se dice de un tema. En este aspecto, Storify es la más conocida, aunque hay otras también gratuitas e interesantes como Timeline JS (ejemplo de cronología interactiva elaborada con Timeline JS).

3. Nuevas plataformas del periodismo de datos

Sin duda, otra de las grandes apuestas del periodismo de 2014 es el periodismo de datos. Con herramientas como Datawrapper se pueden ordenar datos de forma rápida y sencilla en tablas muy visuales, presentando la información de una manera más atractiva y llamativa para el lector. Otra opción disponible es Quartz Charts Tool, que elabora tablas y gráficos con un funcionamiento muy intuitivo.

4. Tiempo de recetas: IFTTT

En un panorama en el que cada vez abunda más el “usuario multitarea”, IFTTT es más que imprescindible. Del inglés “if this, then that”, IFTTT permite programar órdenes o “recetas” para mejorar la experiencia y el trabajo en la Red. Por ejemplo, el periodista puede programar que cada vez que tenga un nuevo seguidor en Twitter, se envíe automáticamente un tuit de agradecimiento.

5. Las posibilidades de Google

Google cada vez es más consciente del poder de la información, por lo que ha desarrollado diversas herramientas orientadas a periodistas. Algunas sirven para realizar búsquedas acotadas como Advanced Search y otras para visualizar datos, ya sea en forma de mapas (Google Maps Engine) o de tablas (Google Fusion Tables). También están disponibles las más conocidas como Google News, Google Imágenes y la red social Google +.

Google Media Tools

Habilidades necesarias

Es fundamental conocer y aprovechar el potencial de las nuevas herramientas y aplicaciones, pero lo más importante es que el periodista posea una serie de habilidades que hagan su trabajo más completo, exitoso y humano.

1. Validar y verificar

La veracidad de la información está íntimamente relacionada con la credibilidad del periodista. Por ello, es de vital importancia asegurarse de dicha veracidad antes de publicar y difundir cualquier contenido. Hay que pasar un filtro desde a noticias completas hasta fotografías o un simple tuit, así como consultar una amplia diversidad de fuentes. Y es que mientras que la reputación del periodista tarda mucho tiempo en forjarse, un solo error de verificación de datos puede acabar con ella en cuestión de minutos.

2. Entender la analítica y saber cómo aprovecharla

Con Internet, se puede medir todo. Se puede saber cuántas visitas tiene un artículo, en qué horas se han producido e, incluso, el perfil de los visitantes. Pero, ¿para qué sirve todo esto? Precisamente es un deber del periodista saber analizar estos datos, comprenderlos y obtener su utilidad. Por ejemplo, de acuerdo a las estadísticas, se elaborará el tipo de contenido que más interés genere y en las franjas horarias de más tráfico.

3. Sacar el máximo partido al móvil

Cada vez se consume más información a través de dispositivos móviles y cada vez hay más medios y periodistas que trabajan sobre estos soportes. El uso de la tecnología móvil es ideal para cubrir eventos y acontecimientos, difundiendo la información a tiempo real y fomentando la instantaneidad e interactividad. Los móviles son una gran herramienta para los periodistas ciudadanos, aunque es importante formarse en su uso y saber manejar aplicaciones, editar fotografías y vídeos, etc.

Video recording by mobile phones

4. Periodismo de datos y posicionamiento

Como ya se ha mencionado, una de las grandes apuestas del periodismo del futuro es el periodismo de datos, que va desde recopilar datos y crear sencillos gráficos de líneas hasta desarrollar aplicaciones interactivas de visualización. De esta forma, el usuario recibe la información de una forma más visual e intuitiva. No obstante, no es un ámbito sencillo: el periodista debe formarse en la materia, consultando guías de Internet y expertos, experimentando con las herramientas y aplicándolo a sus informaciones.
Por otro lado, es importante hacer la información visible. No sirve de nada elaborar un contenido de gran calidad si no es fácilmente localizable en la Red. Por eso, hay que usar etiquetas, hashtags, títulos vistosos y, en definitiva, posicionar la información en los buscadores de Internet.

5. Formar parte de las redes sociales

Las redes sociales son otro motor del nuevo periodismo, pero hay que tener claro que no son solo lugares para transmitir información, sino para interactuar, compartir y aprender. Es importante que los periodistas sean activos, se enriquezcan de otras opiniones, debatan, corrijan y sean corregidos. También hay que combinar la experiencia en Twitter con otras redes más especializadas como Linkedin o Google +, así como constituir comunidades virtuales. El contenido que obtenemos de las redes sociales también es útil, por lo que es interesante usar plataformas para hacer copias de seguridad y almacenar datos.

6. Seguridad online

La instantaneidad y viralidad de Internet hacen que los periodistas lleguen a muchas más personas, pero también que los plagios y la vulneración de la propiedad intelectual sean más sencillos. El uso de licencias como Creative Commons y la denuncia de plagios son dos armas poderosas contra ello. También hay que tener en cuenta los ataques de hackers y ser precavidos, actualizando y renovando las contraseñas, por ejemplo.

7. Valores tradicionales

A pesar de que hay que aprovechar las herramientas digitales, las redes sociales y ajustar el trabajo periodístico al éxito de internet y de lo digital, también hay que continuar siguiendo los consejos de antiguos periodistas y de sus prácticas. El hecho de informar sobre nuevos soportes no tiene que provocar que se descuide el lenguaje, por ejemplo. Es cierto que los periodistas deben ser más concisos, utilizar lenguaje llamativo en tuits, combinar con contenido multimedia, etc., pero siempre elaborando informaciones completas, contextualizadas y con un lenguaje rico. Ante todo, el objetivo es informar y satisfacer las necesidades del público.

UniBall

Vía | NewsWhip, Journalism.co.uk
Imágenes | “Video recording by mobile phones”, de Hossam el-Hamalawy, y “UniBall”, de Alex D, ambas bajo licencia CC BY-NC-SA 2.0