Cómo verificar un vídeo ciudadano: un caso de estudio de Witness

witness

Aprender a verificar la información se ha convertido en una de las asignaturas claves en la consolidación del periodismo ciudadano. Uno de los medios de comunicación ciudadana que más está trabajando en este sentido es Witness. Esta organización creada por el músico Peter Gabriel lleva más de 20 años denunciando la violación de los derechos humanos mediante vídeos. El pasado año este fenómeno ha alcanzando cifras sin precedentes con casi 2.300 vídeos de 100 países. En su blog, Witness destaca la importancia de mejorar los procesos de verificación para dotar de mayor rigor a este tipo de información.

En la  página de Witness podemos ver cómo están abordando esta tarea a través de distintos casos de estudio como el que están llevando a cabo en Aleppo, una de las ciudades especialmente castigados en el conflicto sirio. Como nos explica Richard Cozzens, profesor y voluntario del equipo de crisis de Amnistía Internacional, la gran cantidad de vídeos ciudadanos que surgen del conflicto sirio, combinado con la falta de periodistas profesionales en el terreno, se ha traducido en una enorme cantidad de material para clasificar y analizar.

En los casos de los vídeos que muestran posibles violaciónes del derecho internacional humanitario, el potencial para que puedan ser utilizados como evidencia es emocionante, pero exige un proceso de autentificación.

Este caso de estudio basado en la verificación de un vídeo grabado en septiembre de 2012 por msaken hanano, demuestra como Amnistía Internacional utiliza los vídeos ciudadanos para supervisar la guerra en Siria.

Cuanto mayor es la repercusión potencial de estos vídeos más importante es verificar estos datos ya que, como continúa explicando Cozzens, ambas partes del conflicto armado son conscientes del poder de esta información y pueden manipularla en su propio beneficio para desprestigiar estos datos o contribuir a cuestionarlos como posibles pruebas.

El potencial de los medios de comunicación de hacer malas atribuciones y luego compartirlas masivamente en las redes sociales hace hincapié en la importancia vital de la verificación.

 Casos de estudio como este están sirviendo para sentar las bases en las que asentar el proceso de verificación de este tipo de documentos para ocasiones posteriores. En este caso, Witness está colaborando con Amnesty International para recopilar pruebas que ayuden a denunciar los abusos contra los derechos fundamentales que se están produciendo en Aleppo.

En este vídeo creado por Richard Cozzens, nos explican cómo prodecer a la verificación de un vídeo ciudadano:

El proceso de verificación se divide en tres partes:

1º- Analizar los posible objetos o elementos del paisaje que pueden servir para ubicar el vídeo.

2º- Explicar cómo corroborar la ubicación de un vídeo en línea mediante la creación de una imagen panorámica a partir de fotogramas de vídeo.

3º- Mostrar cómo utilizar herramientas como Google Maps para corroborar la ubicación en los vídeos a través del mapeo de información geolocalizada.

Witness también esta colaborando activamente con Storyful en la búsqueda de nuevas fórmulas de verificación informativa.