Human Rights Watch y Witness: un año sin precedentes para el periodismo ciudadano

witness

El nuevo año acaba de comenzar y el periodismo ciudadano parece consolidarse con firmeza tras los logros objenidos en 2013. Así lo ponen de manifiesto organizaciones internacionales tan destacadas como Human Rights, o Witness.

Ambas organizaciones han publicado conjuntamente un vídeo que resume los acontecimientos más destacados del año pasado basándose, únicamente, en vídeos ciudadanos. En su blog, Witness destaca la importancia que este fenómeno ha adquirido este año, alcanzando cifras sin precedentes.

Human Rights Channel publicó “casi 2.300 vídeos de 100 países” en 2013. Pero lo mas importante no son solo las imágenes filmadas, sino el uso que se ha hecho de estos vídeos y los retos que implican, incluyendo la necesidad de verificación y el posible mal uso que puede hacerse de este tipo de contenido.

La guerra en Siria es un claro ejemplo y los vídeos ciudadanos registrados así lo demuestran. Más de 100 vídeos lograron documentar el ataque con armas químicas del 21 de agosto, provocando la reacción internacional y la intervención del presidente Barack Obama.

Fue un montaje de estos videos, verificados por la CIA el que fue presentado a los miembros del Congreso.

La importancia que está adquiriendo el periodismo ciudadano ha hecho que la verificación se convierta en una de las labores principales de organizaciones de defensa de los derechos humanos, como es Witness. Actualmente trabajan en este aspecto abriendo casos de estudio sobre el tema en situaciones como los bombardeos en Aleppo, Siria.

Madeleine Bair, miembro de Witness destacaba en el blog de esta organización la importancia de estos testimonios y la necesidad de contrastar los datos:

“El material ciudadano de archivo puede y está arrojando luz sobre lugares de otro modo inaccesibles, tales como prisiones, zonas de guerra y el interior de los hogares”. “Pero teniendo en cuenta las incertidumbres inherentes a tales imágenes, los periodistas y los investigadores deben usarlas con precaución.”

Todos los vídeos que aparecen destacados en el canal de Human Rights son verificados por Storyful’s Open Newsroom, sin embargo, algunos vídeos son más difíciles de verificar al no presentar los metadatos necesarios para su atentificación. Esto es fundamental para considerar cuando estos videos pueden ser utilizados como pruebas o armas de denuncia.
Si quieres conocer más detalles sobre las historias que vemos en este resumen puedes encontrar los enlaces a los vídeos originales aquí. En el blog de Witness también puedes encontrar más información y enlaces.

Imagen de previsualización de YouTube

Deja un comentario

Tu email no será nunca revelado a terceros. Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*